Sunday, October 02, 2011

Cielos claros

Los cielos claros y extensísimos de Wisconsin han estado reclamando atenciones estos días. No compiten con la riqueza de los colores cambiantes de los árboles. Están con ella. Una luna creciente ha traído al fin días secos y noches frescas que prestan la alquimia para esa riquísima explosión de color
Sin mucho tiempo para poder perderme entre rutas de campo, al menos hoy puedo tocar de cerca este derramar de amarillos,

IMG_5707

IMG_5709

recoger su lluvia de reflejos

IMG_5711

IMG_5713

IMG_5714

IMG_5718

y asombrarme con infinitos matices

IMG_5728

IMG_5730

y juegos caprichosos de luz y color

IMG_5731

IMG_5733

IMG_5735

Pocos cortando el aire fresco del recorrido

IMG_5741

y mucha la dificultad para no pararse muy a menudo y esperar a que te susurren sus secretos

IMG_5751

IMG_5750

IMG_5754

10 comments:

Peter Pan said...

Ah!!, empieza el espectáculo de colores del otoño de esas tierras. Alimento para el espíritu. Qué recuerdos!
Kisses, have a good week!

Irreverens said...

¡Ooooooh! ¡¡Ya están aquíiiii!!
:D

Sublime.

José Núñez de Cela said...

Preciosas!, solo espero que no te duela el cuello de tanto mirar hacia arriba...

Por aquí está siendo muy tímido el otoño aún.

Que lo disfrutes!

Rafael said...

Con esos tonos la entrada en el otoño se hace más apaciblemente. Me gusta mucho la primera foto, con esas bifurcaciones de ramas revetidas de hojas y el sol tímidamente asomando por abajo.
Saludos Raquel.

Tawaki said...

¡Qué atracón de amarillo! Una preciosidad.

caperucita roja said...

Ohhhhhhhhh!

Belén said...

No lo puedo evitar, me encantan esos amarillos...

Besicos

Luis Lópec said...

Besitos otoñales.

Raquel said...

Peter Pan,
¿sabes lo mejor? Que está haciendo un tiempo de lujo. Ya sé que comparados con vuestros 30 de verano-verano no es nada pero de verdad, todo un lujo. Perfecto para salir en bici. ¿Te apuntas?

Irre,
a pesar de que hay mucho verde todavía, naranjas y amarillos están bailando sin parar. Precioso.

José,
no, no me duele y no me canso de mirar hacia arriba y hacia todas partes. Me encanta.

Rafael,
a mi también me gustan mucho esas fotos desde abajo, como desde el centro. A veces pienso que me gustaría vivir en una ciudad más metrópoli. Luego pienso en la primavera y el otoño de aquí y se me pasa el antojo. ¿Qué tendrá la naturaleza que tan poderosa es?

Tawaki,
a ver si este fin de semana puedo escaparme a algún lugar desde donde mirar desde lo alto esa maravillosa acuarela que ahora cambia día a día.

Caperucita,
¿sabes que ya hay una calabazas colocadas a las puertas? Hasta tengo una esperando a que la conviertan en calabaza en tacha para endulzar el aire cuando haga un poco más de frío.

Belén,
¿verdad?

Luis,
un gusto verte por aquí. Ahora voy a saludarte yo también.

Tesa said...

Que maravilla de paisajes. Claro que ya firmaba por esos 25 grados pero con estos colores otoñales y esta luz. Aquí todavía la luz es de verano y los árboles se retrasan.

Raquel, que entorno, es una pasada.

Besos,