Monday, January 05, 2009

Día 5

Llega el frío para la noche de Reyes. La helada comienza temprano y probablemente dure hasta la mañana, como hoy al despertar

P1050001

Después de todos estos días sin mucho frío, se me hace extraño ver el paisaje así

P1050006

P1050003

y hasta casi escuchar cómo los tejanos van desenredando blancos de sus manos,

P1050002

abriéndose lentamente a la conversación del día.

Vamos a nadar a Béjar, a la piscina climatizada del Hotel Cubino, en Vallejera. Siempre nos gusta ir allí. El hotel y la piscina están en un lugar privilegiado, ya lo he comentado en otras ocasiones. Mientras nadas puedes ver la montaña,

Desde la piscina

el juego de luces y nubes con sus caprichos sobre el agua y el recinto

P1050018

Te llega. Lo sientes.

Salir luego al aire fresco de la sierra sorprende. Casi se agradece el frescor, especialmente en días como hoy, luminosos,

P1050028

P1050030

mostrando picos nevados,

P1050033

pueblecitos apoyados en las laderas

P1050034

o perfiles transparentes y azules que se dejan mimar una y otra vez con las miradas

P1050035

Es una sensación única.

Media hora más tarde estamos en casa. Un goce.

3 comments:

dintel said...

Creo que viendo las fotos exteriores no hace falta que aclares que la piscina está climatizada, digo yo. ;)

Irreverens said...

¡Ualaaa! Que no había visto esta entrada.

Esto de nadar ante un paisaje nevado siempre me ha encantado.
Una vez tuve la suerte de ir con una amiga suiza a uno de estos sitios (en Suiza), donde la piscina climatizada está al aire libre, entre enormes montañas nevadas. Ummmm...
:D

Por cierto, hoy en Altafulla (Tarragona) hemos llegado a menos 1 grado centígrado.
:)

Raquel said...

Dintel,
no, no hace falta. Te gustaría un bañito allí.

Irreverens,
lo de la piscina en ese pasaje debe ser espectacular. Esas cosas me sorprende. O aguas termales en medio del frío de Potosí. O saunas junto a lagos heladores en Suecia para que te metas en ellos recién salido de la sauna (no he estado allí, esto lo digo por lo que me cuentan). Estoy pendiente de las noticias de nieve y sí, qué frío.
Ahora que vuelvo a estar en Madison, la escala de medición de temperatura vuelve a cambiar. Me quedo con España, sin duda.
Besotes