Tuesday, January 27, 2009

Lo relativo

Después de varios días en los que los negativos se siguen acumulando, hasta los -14ºC de esta noche se agradecen. Todo es relativo. Esa frase que decimos una y otra vez vuelve a cobrar sentido.
Como los negativos, la nieve sigue ahí, helada y acumulada en montones que no se derriten. Aunque ya hay tanta como la de todo el invierno pasado, nadie dice nada. Te levantas por la mañana y confías en que el termómetro pueda llegar a los -6ºC. Tal vez.
El frío deja calles vacías y gente escondida entre abrigos y gorros caminando muy deprisa. Se agradece entrar en interiores. Te olvidas de lo de afuera. La vida sigue. Así es. El año del buey comenzó ayer con la segunda luna nueva, los quehaceres no se detienen y las preocupaciones de las vidas de cada uno se siguen moviendo en su barca particular.
El otro gran barco también sigue su ritmo. Las noticias no dejan de contar los empleos que se pierden cada día y la mermada oferta de trabajo . Todo parece un poco irreal pero es cierto. Se siente el peso del desequilibrio en las economías cobrando fuerza

P1190006

y los talismanes de la buena suerte no son suficientes para esta crisis que no es producto de ayer sino de varios años de...
Voy a preguntárselo a las ranas para que me lo cuenten un poco mejor. He perdido la cuenta de todos los desfalcos e intereses creados, de todos los que se han hecho ricos a costa de otros, de... Mejor le pregunto a las ranas porque deben estar relativamente aburridas ahora que nadan en aguas blancas

P1190010

6 comments:

sebastián wise said...

pues sí, las ranas y todo el resto de animales que pueblan nuestro planeta ya saben desde hace tiempo que los humanos, en nuestra petulante arrogancia, vamos a mandar todo esto a tomar por culo (valga la expresión)

tengamos fe en la nieve

Irreverens said...

¡Ánimo con ese frío, Raquel!

Piensa que, en primavera, toda esa nieve ayudará a que crezcan flores aún más hermosas que el año pasado.
:D

Y en cuanto a las ranas... pues sí, mejor escucharlas a ellas.

Un besote

leo said...

No me gustaría ser una de esas ranas ahora; ellas todos los inviernos pasan una super crisis y míralas...
Un beso térmico.

azuleta said...

Que mañana te amaneza un día brillante y lumunioso de nieves y te anochezca una puesta de sol cálida y apacible. Un abrazo muy fuerte desde un Pedrosillo sonoro de lluvias y tartamudeante de goteras :)

Raquel said...

Sebastian,
¿en la nieve?!!!! grrrrr
Tal vez esas ranas sepan darle la vuelta a todo para que el mundo al revés funcione un poco mejor que ahora.

Irreverens,
aceptas lo que hay y no luchas porque es imposible con esas cosas. Aprendes a llevarlo lo mejor que puedes y efectivamente, piensas que es un día menos de invierno y más cerca de la primavera.
Un besote, preciosidad.

Leo,
recibido!

Azuleta,
amaneció. Te contesté en ese "mañana" que también era relativo porque más que nada, el tiempo lo es. Escucho la lluvia y la imagen es preciosa. Mua!

dintel said...

Huy, me he identificado con las ranas.