Saturday, January 31, 2009

De todo en Tlacotalpan (2)

Igual que hay de todo en Tlacotalpan, también hay varias fiestas. Incluso dentro de la musical hay varias partes. Una es la de los escenarios a la que muchos grupos se suben desde que comienzan a tocar a las 6 de la tarde. Hoy incluso hay música por la mañana. Uno de los grupos locales, El Siquisirí está tocando

P1310304

Voces entonadas, solera

P1310311

y un contacto inmejorable con el público convierten en delicia el escucharles.

La otra parte de la fiesta es la de los fandangos. A ellos acude todo el que quiera tocar, aunque hay que saber y seguir las normas del juego, la participación colectiva, el respeto. El fandango es la fiesta popular, el espacio donde la música tradicionalmente nace y crece. Hay que esperar a la noche para vivirlos. Mientras, la ciudad se ha ido llenando de gente. Entre una cosa y otra, caminar por las calles también es una delicia, charlar con gente encantadora y amigable como el señor Gustavo

P1310324

o Juan Ordóñez,

P1310360

dueño de un ranchito y criador de caballos que hoy alquila para llevar a la jarocha al desfile de un poco más tarde ("al ratito"). Con él nos quedamos y nos reimos entre historia e historia, pequeños retazos de vida que compartimos y el estupendísimo buen humor del veracruzano.
Luego vemos cómo ayuda a esa jarocha guapa a subir al caballo

P1310380

y cómo elegantísimos parten hacia el desfile

P1310386

Luego vamos a la plaza principal y otro mundo se abre en ese espacio común. Aquí sí se vistieron casas y arcos de gala

P1310463

y aquí sí el jarocho luce su traje y su sombrero blanco con un derecho particular. Ellos tocarían luego en el escenario de la plaza de Santa Marta. Ahora hablan con unos jóvenes que también construyen jaranas

P1310480

Me quedo cerca para escuchar, para mirar, para ser parte de todo eso a lo que te sientes invitada. Si miras, te miran con una sonrisa, si preguntas, te responden con agrado.
Todo fluye, como las jaranas y las guitarras de son a la espalda de todo el que toca, o como esa forma tan maravillosa de moverse con instrumentos de la mano, sin más

P1310486

Todo cobra sentido cuando la música suena y lo grupos suben al escenario

P1310524

Unos tocan y otros se van preparando; unos menos y otros más conocidos

P1310533

El gusto es el de todos

P2010566

y de todos es el gusto

P2010567

P2010570

8 comments:

Minombresabeahierba said...

Que hermoso!: "Me quedo cerca para escuchar, para mirar, para ser parte de todo eso a lo que te sientes invitada. Si miras, te miran con una sonrisa, si preguntas, te responden con agrado." Que linda gente es ésta!, gente de allí y de pueblos de todo el mundo...y como decís todo fluye....abrazote!

dintel said...

Cada vez te tengo más envidia.

Celeste said...

Que hermoso reportage. Gracias.

Mariano Zurdo said...

Me encantan estos viajes.
Me recuerdan a alguno que he hecho yo, aunque no tan intensos.
Sigue, sigue...
Besitos/azos.

Magda said...

Me encanta saber que disfrutas tanto de otras culturas, y nos las haces conocer, tu sensibilidad es maravillosa.
Un beso

Raquel said...

Hola a tod@s. Apenas si tengo tiempo de escribir y subir los posts pero gracias por estar ahí y seguir todas estas andadas. En los próximos días trato de subir más y si no, al llegar a Madison.
Un abrazo grande

Tawaki said...

Fandangos, guitarras y caballos. Parece mi tierra.

Un abrazo.

Raquel said...

mnsah,
realmente es así. Y es especial. Creo que es algo cultural. Hay un respeto al otro que me sorprende, como también me sorprende la aceptación de los demás, sin juzgar, tratando de entender al otro. Bonito.
Un abrazo

Dintel,
ya sabes que cuando quieres unirte va a ser un gusto viajar contigo.

Celeste,
gracias y qué bonito tu logo, tu foto.

Mariano,
probablemente hayan sido igual de intensos. Lo que pasa es que ir a sitios como Tlacotalpan es como más vistoso.
Besotes

Magda,
algún día me vas a llevar de la mano para conocer la tuya (o alguna de las tuyas porque probablemente pertenezcas a varias, ¿no?)
Besotes

Tawaki,
así es.