Monday, September 13, 2010

Ayer

Como con los maratones, parte de la ciudad se moviliza para acomodar a los al menos 2.500 participantes de Ironman Wisconsin. El nombre realmente le va a la competición: 2.4 millas nadando, 112 millas en bicicleta y 26.2 millas corriendo. El ganador tardó 8 horas y media en completar el recorrido, y alrededor de 17 o 18 los últimos. Parece una de esas locura para admirar y dejar que otros las hagan, ¿no?

P9120004

Camino a Mt. Horeb nos encontramos con la carrera y como estos niños, nosotros también esperamos y luego nos damos prisa para atravesar la carretera

P9120002

Agradecemos no tener que hacer un promedio de 20 millas por hora porque el viento en contra ya nos da demasiado trabajo. Pero el día está precioso. Aunque no se puedan apreciar muy bien los colores,

P9120006

los verdes que ya empiezan a mostrar sus marrones y las margaritas al borde del camino que casi mecen el pedaleo construyen el camino. Vamos en silencio, empapados del sol más templado de septiembre. Con eso y la certeza del momento.
Nos paramos poco. Sólo una foto más que nos recuerda que el otoño se acerca

P9120010-cr

No, no es pronto para que ya cambien de color esos árboles

P9120011

12 comments:

José Núñez de Cela said...

Mucho mejor que esas 8 horas de esfuerto roto, esos paseos acompañados de los paisajes cercanos. Sigue disfrutándolos!

Elèna Casero said...

8 horas son muchas horas. Lo malo es que se perderían los paisajes por los que fueron pasando.
Me los he disfrutado yo,

Besos, Raquel

CarmenBéjar said...

Eso sí que es hacer deporte y lo demás tonterías. La pena es que no creo que puedan pararse a ver las maravillas que les rodean. Creo que lo mejor que pueden hacer es pasarse por tu blog y verlo.

Un abrazo

banderas said...

Me ha hecho gracia ver en una entrada de tu blog algo sobre un Ironman... sería más probable en el mío, pero no... yo no estoy por esas labores. Ya me llega con mis maratones y mis medias maratones.

Este domingo que viene acometo una de esas locuras: un maratón de montaña... 42195 metros (más o menos... aunque más bien más) sobre las montañas más altas de Galicia... Cabeza de Manzaneda y alrededores. Te dejo un enlace para abrir boca: http://85.13.246.186/~penedos/index2.html

Biquiños ;-)

El ave peregrina said...

Esfuerzo y dedicación llevan en su trotar...a través del
campo colorido y sosegado.

Saludos fraternos.

Viking said...

Sol, bici, qué más ?
Saludos

Minombresabeahierba said...

Estimo que habrá participado de la Ironman Wisconsin !

Veo que los álamos plateados están avisando que el otoño llega.

Besotes, dama Musical

Belén said...

Un paciente mío intentó hacer el ironman de lanzarote... y la verdad es que lo acabó, que ya es, pero se rompió mucho, estuvo viniendo mucho tiempo más...

Besicos

P.D Buenas fotos!

Peter Pan said...

Glub... solo de pensarlo ya me agoté...jajaja.
Se está poniendo de moda este tipo de pruebas, pero lo que más me gusta de ellas es la gente que participa, no por ganar, que ya saben de antemano que no lo harán, sino como un reto personal de terminar.
Besos

Tawaki said...

¿En qué puesto has quedado? Ja,ja,ja,.

Caperucita said...

Que chuloooo y que envidia, por aquí hemos pasado del calor insufrible a la lluvia, lo único parecido es la vuelta ciclista que hoy pasó por Salamanca. La decisión era clara, no ir a la ciudad bajo ningún concepto, porque nos habían cortado todas las carreteras, algún año sueño con cosas parecidas en España, pero es que soñar es gratis.
Besitos

Raquel said...

José,
la verdad es que es una pasada lo de Ironman pero sí, prefiero unos pocos kilómetros de bici sin prisas.

Elèna,
8 horas el ganador. ¿Te imaginas las 16 o 17 de los que entran los últimos?

Carmen,
a mí me gusta mucho pasearme por el tuyo y ver los que tú me enseñas y tan bien explicas.

Banderas,
suerte con eso. Como te puedes imaginar, siempre me acuerdo de ti cuando veo competiciones así. Conozco a unas cuantas personas que participan en Ironman y bueno, el entrenamiento es tan duro....
Eso, suerte con lo tuyo y a triunfar, mr. strong legs.

Ave peregrina,
siempre se debe aprende de ese tipo de esfuerzos, ¿no?

Viking,
¡Buen tiempo!, es decir, sin frío!!!

Minombe,
¿por qué tan tempranos esos álamos?
Bueno, la verdad es que en una semana todo ha cambiado un poco de color.

Belén,
el día de la competición y el de después hay un puesto de masaje. Qué grandísimo esfuerzo es, ¿no?

Peter,
sí, aunque esto lo llevan haciendo ya varios años en muchas partes del mundo. La verdad es que admiro a toda esta gente con tanto ánimo de superación.

Tawaki,
umm... espera, que no me acuerdo, ¿La 2313?

Caperucita,
Soñar es gratis, sí. Menos mal que eso no se nos olvida hacerlo, ¿verdad?