Saturday, September 04, 2010

Siendo

Ayer todo se convirtió en otoño. Pasamos del calor al frío con un anticipación inesperada. La cerámica en la que se dibujaba una transición paulatina y cómoda se hizo añicos.
"Qué rápido se nos olvida que las circunstancias eligen los colores de los días y que somos nosotros quienes nos movemos en sus coordenadas", me dices. Sonrío y símplemente te digo que no quiero perder el hilo que estira la inercia del verano, la luz que estira los días, laas horas que estiran el impulso.

Hoy vuelve a salir el sol y caprichoso juega

P9040003

Atenta a esos caprichos vuelvo a pedalear rutas tratando de entender si las orillas del día se dejan querer

P9040024

P9040018

si se dejan mirar

P9040026

Y creo sí, que se dejan

P9040029

P9040030

Sobre esa calma del lago y sus reflejos pienso en la intensidad de las plenitudes.

P9040036

Calma e intensidad. ¿Contrastan?

P9040037

Nenúfares a un lado,

P9040040

gaviotas a otro

P9040041

y entre medias, de camino a casa, tus juncos

P9040046

(Ahí lo tienes, éste es todo para ti)

P9040050

Mecidos por al aire

P9040052

me cuentan que pertenecen al día, a medio camino entre esto y aquello, el cuadrado y la espiral, lo previsible y lo imprevisible, mente y pasión, otoño que ya llega y verano que ya pide quedarse atrás.
Como nosotros, con todo a cuestas y meciéndose con el aire, pero siendo.

15 comments:

Mita said...

Es todo precioso,Raquel!
Me gusta no solo cómo haces las fotos, sino lo que ves. Eres capaz de trasladar la esencia de lo que fotografías. Me he guardado la del sol caprichoso sobre los nenúfares plateados.
También vivo al lado de unos lagos, más pequeños, pero el otoño va llegando como lo describes.
Me animas a tomar la cámara y esforzarme en "ver" a través de ella.
Pero a mí en el lago, lo que me inundan son poemas.
Besos

Belén said...

Pues algo parecido pasó el otro día por aquí... empezó a llover y hoy estamos planeando ir a la piscina...

Besicos

CarmenBéjar said...

ME ENCANTAN LOS REFLEJOS PRODUCIDOS POR EL AGUA CAMINO A NINGUNA PARTE. SERENIDAD, LUZ, FRESCOR, COLORES ATEMPERADOS ME INDICAN EL SENDERO HACIA ¿TU CASA? O ¿QUIZÁS LA MÍA? O ¿SIMPLEMENTE ES UNA EXCUSA PARA SALIR A DAR UNA VUELTA SIN DESTINO CONOCIDO?

bESITOS

JESUS y ENCARNA said...

Buenos dias Raquel, reconozco y siento musica en estas exposiciones fotograficas de tus rincones.
Gracias mil, por el Junco, precioso regalo de naturaleza que nos haces.
Besos.
Jesus

Minombresabeahierba said...

Ah las gramíneas en blanca flor que presagian el otoño!

Abrazote

Loli Martinez said...

Hola Raquel,felicidades por los mágicos momentos que desprenden estas fantásticas fotografías.Nos haces sentir el aroma y el color de la naturaleza.
Un besazo .

dintel said...

Jo, me encanta tu poética.

José Núñez de Cela said...

Preciosas fotos (como siempre)
Parece que el otoño anticipado solo sea una estación a la espera

saludos

Raquel said...

Mita,
siempre pienso en ti cuando los cambios de estaciones son más marcados. Porque creo que vivimos en ciudades muy parecidas y que nuestros mundos tienen unos cuantos puntos de coincidencia.
Un beso

Belén,
eso me dicen, que todo anda un poco loco y que el calor que está haciendo estos días no es tampoco muy normal. En fin, hay que tomar las cosas como vienen, ¿no?

Carmen,
es justo eso, puede ser tu casa o la mía, es el paseo, el momento, el compartir.
Gracias por estar aquí.

Jesús,
aunque no he comentado, he estado al tanto de lo que has hecho últimamente. Gracias a ti por esa forma de compartir tus pasiones, y por toda tu capacidad para crear como lo haces.

Minombre,
y no veas cómo. Los verdes ya son otros y hasta puedes sentir que los campos asumen el cambio.
Quisiera verlo llegar con lentitud. Todavía sigo prendida del verano.
Un besote

Loli,
mil gracias y qué bueno tenerte por aquí.
Besos

Dintel,
:)

José,
el otoño me gusta mucho. De lo que me tengo que olvidar es de que luego llega el invierno. Vale, mientras te digo esto voy a obligarme a no pensarlo.
Saludos

Alegría. said...

Me gusta el otoño, Raquel. Tengo el alma de otoño, calurosa, pero no tánto, con música, que no es estridente, que trata de ser limpia aunque vengan lluvias, y que desafía el horizonte, con una mirada que trata de ser serena.
Gracias. Como siempre.
Un beso.

Irreverens said...

¡¡¡CHOOOOOOOFFFF!!!

:D

Coronel Steiner said...
This comment has been removed by the author.
Coronel Steiner said...

Nunca deja de maravillarme esta narración armónica de tu universo. Todo lo existente parece seguir una partitura que debe ser leída. Alguien debería escribir sobre ti y tu forma de mirar.

Raquel said...

Alegría,
a mí también me gusta el otoño, es recogida, intimidad, interiores. Nunca es igual y siempre me sorprende con su despliegue de colores.
Un beso para ti que tan llena de sensibilidades estás.

Irre,
¿te acabas de dar un bañito?

Coronel Steiner,
a mí me sorprende mucho tu capacidad y calidad creativa. Gracias por tus bellas palabras y todas esas cosas bonitas que me dices.

Tesa said...

Qué bonitos paisajes. Me gustan los cielos azules con esas nubes a borreguillos y los brillos del agua y esa luz que ya matiza y no es tan impertinente como la del verano.

Un paseo virtual que me apetece mucho, ya que este año todavía no he tenido vacaciones.

Un beso y que vaya bien el curso.