Friday, November 30, 2007

Con sones

Con sones inauguro este teatro en el que no había estado desde que lo renovaron cuando se construyó el centro escénico de Overture. El nombre original del teatro era Capitol, luego fue Oscar Mayer, ahora vuelve a ser Capitol Theater

Sones de México, un grupo que toca eso mismo, sones mexicanos, y que nació en Chicago hace ya catorce años, tocaba hoy un concierto para niños. ¿Cuántos niños habría? Muchos, la verdad. Las butacas vacías se llenaron poco después de hacer esa foto.

Hacía tiempo que no veía al grupo. En realidad, sólo conocía a Victor y Juan, fundadores del grupo. Después del concierto conocí los demás.

Disfruto viéndoles. La presentación que tienen para niños es buena, te lleva en su paseo por sones y músicas de diferentes estados y regiones mexicanas. Abren con una especie de danza de concheros acompañando un baile ritual que luego explican que pertenece a la cultura nahuatl. Lorena danza e invoca los cuatro puntos cardinales para unir tierra, agua, viento y fuego con la llamadad de su cocha marina

A partir de ahí, las distintas tradiciones del son van asomando acompañadas de descripciones, historias, explicaciones de uno u otro instrumento. Ahí están las tradiciones de Michoacán, de Guerrero, de Veracruz,

la polca del ratón vaquero de Cri-Crí que por cierto, este año celebra el 100 aniversario de su nacimiento,

y otras tradiciones en las que instrumentos más contemporáneos se entremezclan

con los más tradicionales


Juan narra y lleva el peso de la historia

pero todos están muy presentes en todo momento

Enhorabuena Sones de México.

4 comments:

Julia Ardón said...

qué teatro más bello, RAquel...qué marco más perfecto para un espectáculo hermoso.
Qué bonito.

Raquel said...

Sí, la verdad es que es muy bonito. Me alegro mucho de que lo hayan conservado y restaurado porque ya sabes cómo son estos gringos que todo lo tiran para edificar de nuevo.
Y claro, me alegré mucho poder ver a Sones de México ahí porque hacía mucho que no les escuchaba.
Un besote

Tawaki said...

Todo bello: la música mexicana, que los niños se inicien y aprendan a disfrutar...

Qué inmensa suerte.

Un beso

Raquel said...

Sí, la verdad. Muy buena onda. Tres o cuatro de mis alumnos estuvieron en el concierto y fue bonito escuchar sus comentarios, lo que más le gustó, la canción del Ratón Vaquero en su propia versión... enriquecedor