Tuesday, November 06, 2007

Conmigo

Hoy te vuelvo a llevar de la mano para que vengas conmigo por donde cada mañana camino.
La luz, alerta, también despierta más temprano en estos días. Han comenzado los primeros fríos y tal vez por ser los primeros se sientan más severos. Gorro y guantes para los seis o siete grados, espigas valientes

Hoy es un poco más tarde de lo habitual y todo está casi vacío,

sólo estamos los pocos que como yo, llegan con retraso


Estamos dándole la bienvenida a una nueva estación, despidiento tal vez a este otoño repleto de calidez

Aunque a veces no los pidamos, los cambios son necesarios. Los árboles también los necesitan. La tierra lo sabe

5 comments:

Luis López-Cortés Martínez said...

Gracias por llevarnos contigo.
Besito otoñal.

banderas said...

Esas fotografías vacías de gente me hacen pensar en que son más o menos como las haría yo mismo... que suelo evitar la presencia humana en los lugares que me gusta retratar.

Hermoso otoño que se os escurre entre los dedos... mientras nosotros seguimos viviendo un otoño veraniego que nos tiene descolocados a todos... incluso a los árboles.

Bicos ;-)

leo said...

Raquel, me dejas sin palabras. Bueno, no exactamente: puedo decir cuánta belleza.
"Los cambios son necesarios.(...)La tierra lo sabe." Me lo apunto: precioso.
Un abrazote.

Raquel said...

Luis, de nada, un verdadero gusto.
Besos

Banderas, hoy no tuve ni que esperar a que desapareciera la gente. En todo el campus se mueves muchísima gente durante los cambios de clases pero si andas un poco más tarde o más temprano, ya ves que apenas si hay gente.
Un abrazo

Leo, gracias preciosidad.
Un besote

Tawaki said...

Ramas que se extienden como pidiendo más sol. Pero la tierra y los árboles lo saben mucho mejor que nosotros.

A mí las espigas, más que valientes, me parecen suicidas.

Besos,