Friday, November 30, 2007

Con sones

Con sones inauguro este teatro en el que no había estado desde que lo renovaron cuando se construyó el centro escénico de Overture. El nombre original del teatro era Capitol, luego fue Oscar Mayer, ahora vuelve a ser Capitol Theater

Sones de México, un grupo que toca eso mismo, sones mexicanos, y que nació en Chicago hace ya catorce años, tocaba hoy un concierto para niños. ¿Cuántos niños habría? Muchos, la verdad. Las butacas vacías se llenaron poco después de hacer esa foto.

Hacía tiempo que no veía al grupo. En realidad, sólo conocía a Victor y Juan, fundadores del grupo. Después del concierto conocí los demás.

Disfruto viéndoles. La presentación que tienen para niños es buena, te lleva en su paseo por sones y músicas de diferentes estados y regiones mexicanas. Abren con una especie de danza de concheros acompañando un baile ritual que luego explican que pertenece a la cultura nahuatl. Lorena danza e invoca los cuatro puntos cardinales para unir tierra, agua, viento y fuego con la llamadad de su cocha marina

A partir de ahí, las distintas tradiciones del son van asomando acompañadas de descripciones, historias, explicaciones de uno u otro instrumento. Ahí están las tradiciones de Michoacán, de Guerrero, de Veracruz,

la polca del ratón vaquero de Cri-Crí que por cierto, este año celebra el 100 aniversario de su nacimiento,

y otras tradiciones en las que instrumentos más contemporáneos se entremezclan

con los más tradicionales


Juan narra y lleva el peso de la historia

pero todos están muy presentes en todo momento

Enhorabuena Sones de México.

Thursday, November 29, 2007

Se vende

Mientras estaba escribiendo "no quedan rendijas para escaparme y perderme en estos días", algo respondió inmediatamente: "mucha faena". Mucha faena por el quehacer, sí; y mucha faena de fastidio también porque hay otras cosas que ahora me gustaría estar haciendo y no puedo. Ese algo me hizo recordar esta foto y esa puerta que tanto necesita una buena faena

(No, no estoy hablando toros.)

Wednesday, November 28, 2007

Entre grises

Hay días que parecen despertar con sueño, con una la luz tenue que nunca llega a despertar. No sé por qué, en días así, tiendo a mirar hacia arriba, a lo alto de la colina

los tejados puntiagudos y las farolas que tanta falta hacen,

los árboles que ya desnudos dibujan una nueva geografía

y el fondo que tan lejos se siente, mucho más allá


A las 3 de la tarde hubiera sido lo mismo, el mismo color, la misma lentitud en los manecillas del reloj. Como siempre, es nuestro corazón atento y los pasos alerta los que hacen del día un extravagante caballero sin enemigos ni desganas. (Mejor pensarlo de esa manera, ¿no?)

Tuesday, November 27, 2007

Izpapalotl, cuchillo de mariposas

Los indios nahuas creían que sus dioses vivían en un país hermosísimo, donde abundaban las flores y los pájaros, las frutas de dulce miel colgaban de las ramas de los árboles, y cuando la brisa soplaba suavemente, caían a la tierra para que las tomaran las personas.

En aquel lugar las flores tenían dulce perfume y deliciosa miel, el canto de los pájaros y el zumbido de los insectos llenaban el ambiente de grata música jamás oída en otros lugares.

En ese paraíso de los dioses nació Izpapalotl; desde la cumbre de un monte celeste, un águila poderosa le vio nacer y como las hadas de los cuentos, le donó pies de aguilucho para que tuviera fuerza y destreza, mientras que una mariposa le ofreció sus alas color de arco iris. Para celebrar el natalicio del dios, el "Árbol siempre verde de la savia Roja" que solamente existe en el paraíso de los dioses, quebró una de sus ramas salpicando con su sangre el primoroso traje de Izpapalotl, un traje de mil colores hecho de alas de mariposa: amarillas, rojas, azules, verdes, anaranjadas... hasta el color rosado de las nubes que anuncian la aurora... ¡tenía todos los tonos de la luz irisada!

Era Izpapalotl dios de gracia, de ligereza y de bondad, que creó a todas las mariposas que hay en la tierra. Durante las noches, extendía sus alas para viajar, y parecía una gran cruz celeste que abría sus brazos para amparar a todos los hombres; con la punta de aquellas alas, como cuchillos pavonados, cortaba todo el mal de la tierra, era generoso y bueno, los nahuas lo amaban y lo veneraban en sus templos.
(Leyenda mexicana, adaptación de Josefina Castañeda)


Monday, November 26, 2007

Algunas definiciones


Hoy me mira de frente este "Diccionario de Mejicanismos" y me platica:
- No entiendo muy bien por qué todavía no estamos on-line y no tenemos una página como la de la realeza
- ¿Te refieres a la página de la Real Academia Española?
- Sí, sí. ¿Será que tenemos que pedir permiso a la R.A.E.? Sería padrísimo si cada país tuviera su diccionario con todos esos giros lingüísticos, palabras y expresiones que tan vitales son en nuestra lengua. ¿No te parece?
-¡Qué me vas a contar!

Sunday, November 25, 2007

Algo en esa televisión

Algo debe estar pasando porque esta semana, cuatro de los blogs que leo le han dedicado una entrada a la televisión y, en concreto, a los medios informativos. Entradas en las que se critica, entre otras cosas, la forma de dar las noticias, ese insistir demasiado en las cenizas de los derrotados como si se tratara de un canto al sufrimiento humano, a los desastres, las muertes.

Una por una he ido leyendo las entradas de Javier, Mariano, Portorosa, Juanan. Algo debe estar pasando porque es demasiada coincidencia que todos se quejen de lo mismo y pidan respeto, contextualizar las noticias, presentarlas sin que parezca que forman parte del guión para la puesta en escena del melodrama diario.

Saturday, November 24, 2007

Antes de

Así son los días ahora, la helada por las mañanas y el sol encajándose en los bolsillos para reconstruir el equilibrio,

la transparencia

Todavía respiran las últimas hojas.
Miro de afuera hacia adentro y es ahí, en lo más pequeño, donde anida el detalle, el destello de vida que siempre asoma




Antes de la noche, la luna llena y el arlequín de los sueños en su ronda.

Friday, November 23, 2007

Ingeniosos

¿No te decía que eran ingeniosos estos de google?



Este es el logo de ayer. Inconfundible(s).

Thursday, November 22, 2007

Con el sol

Con el sol, la nieve se hace menos extraña, casi menos fría

Se deja jugar, caminar. El viento se ha ido.
Después de varios años en Madison, sé que aún no ha llegado el verdadero frío. Los árboles también lo saben, especialmente los ancianos, los que no quieren desprenderse de sus hojas

aunque haya huellas y testigos de ese ciclo inevitable

Wednesday, November 21, 2007

Vacía la ciudad

De repente la ciudad parece quedarse vacía. Más que quedarse vacía se tranforma: muchos se van y otros vienen para celebrar en familia o con amigos. Mañana es el Día de Acción de Gracias y muchos ya han comenzado los preparativos para la celebración, lo más tradicional, el pavo, las frambuesas, el pastel de calabaza.

Es de noche cuando termino mi última clase. Te agradezco que me recogas porque llueve-nieva y ese viento mueve un aire frío que azota la cara. Te agradezco la puntualidad, el no tener que esperar.
Desde el coche ya no importa el semáforo en rojo

ni el viento que ignora y no se compadece

Anticipo el calor de la casa, su acogida.
Afuera, esta imagen

y los árboles que como ayer, parece sostenerse en un infinito sin necesidad de tregua. Hoy un poco más cargados con las primeras nieves del año

Tuesday, November 20, 2007

Fibra

Aquí y allá, niebla y lluvia decidieron el matiz del día.

Miro por la ventana y aún la niebla envuelve.

No hace frío pero no es momento para estar afuera. Todo parece ya estar dormido, excepto esas luciérnagas que siempre mantienen un último sueño de luz, fibra de fuerza que nos empuja.

Monday, November 19, 2007

Con los otros


Pensar en los otros, saber que están ahí, seguir sus vidas en silencio, intuir, imaginar sus días y saber que, a pesar de que no podemos encontrarnos en cualquier momento, estamos cerca.

Sunday, November 18, 2007

¿Qué comimos?

Sí, se me olvidaba. Me decías ayer que seguro que ibas a saber lo que iba a cenar así que no quiero defraudarte. Además, te quiero contar que no sólo hay que ir a Milwaukee para cenar en un restaurante turco sino que hay que ir con turcos, dos a falta de uno. Tiene que ser con ellos porque aparte de elegir lo que vas a comer, te van a explicar las diferencias entre lo turco de allí y lo de aquí, lo real y lo menos real, lo... digamos que es una cuestión de distintas realidades, recreaciones de restaurantes étnicos en diferentes países, adaptaciones de...
Vale, vayamos al punto

Selim y Mehmet dicen que Tulip no está mal para ser una de esas recreaciones que combina lo turco y lo mediterráneo. Lo mejor de todo, la verdad, es ir con ellos y dejar que decidan, que te lleven, que dibujen la noche con la misma facilidad con la que disfrutan del hecho de que los cinco estamos ahí. Sí, que elijan los aperitivos que llaman meze y que hay que degustar acompañados de raki, esa bebida que sirven con hielo, que debe rebajarse con agua y que básicamente, es un anís

Para el meze de hoy piden lo que les gusta, lo que creen que preparan mejor en este restaurante, lo que creen que nos puede gustar. Nos explican cada platillo, cada sabor,

las berenjenas asadas y hechas puré mezcladas con limón y aceite de oliva; las judías verdes con ajo, las judías rojas en una especie de guiso con patatas y zanahorias, la pasta de pimientos y aceitunas, el hígado de venado empanado y frito. Te cuentan cómo comerlo, si debes extenderlo en pan o no, servirlo o no en tu plato, por qué son tapas frías, cómo sería en un restaurante en Turquía, cómo en casa. Ellos dos, apasionados y contentos por poder compartir y entregarte algo de lo suyo. Especial.

Luego llegan los platos principales, la sopa de lentejas (rojas)

que viene acompañada de toda una historia de cómo M. la prepara riquísima, cómo es el único plato que sabe cocinar, siempre para la misma cantidad de personas, sólo con ese proceso meticuloso que ha ido depurando con el tiempo para conseguir excelentes resultados.

Llegan también las carnes, el cordero a la brasa acompañado de arroz con fideos

la carne picada a la brasa que a pesar del picante se deja comer y está deliciosa,

la carne de ternera con una salsa de tomate sobre pan de pita servida con yogur,

la pasta diminuta rellena con carne en una salsa hecha a base de yogur

Para terminar un té que ha de tomarse en vasos que tienen esta forma

y que tomamos mientras S. nos cuenta del constante tin tin de las cucharas al mover el azúcar en lo cotidiano de una Turquía que toma té a muchas horas del día. Té que tomamos con este postre que llaman kunefe y que está hecho a base de queso derretido y mezclado con pasta de hojaldre en trocitos, mantequilla y pistachos. El sabor a miel y a mantequilla me recordó mucho al sabor del baklava y a postres hechos a base de hojaldre y miel. Exquisito.

¿Qué te parece?

No hay fronteras cuando no se quieren. Hay mil formas maravillosas, mil cuentos, muchas formas de pensar, mucho que aprender, conocer y disfrutar.

Saturday, November 17, 2007

Milwaukee, un sábado por la tarde

No es el Wisconsin impetuoso de la primavera queriendo resurgir del ocre de la tierra, ni el verde fértil y generoso de los veranos cargados de humedad. Es el otoño en espera de un nuevo ciclo, otra estación que ya casi llega, el campo callado y recogido.
Hoy parece ser un día especialmente gris, húmedo también, casi triste

A ambos lados de la carretera el color permanece inalterable, abrazado a su espacio

A pesar de ese eco de melancolía, el interior se siente cálido.

Vamos camino a Milwaukee, esa ciudad que en esta época del año siempre veo apagada, un poco desangelada y oscura. Tal vez sólo sea desde lejos, desde la madeja de caminos cruzándose, puentes y circumbalaciones por el que hay que pasar para llegar al centro después de dejar atrás el estadio de los Brewers

Tal vez sea que hay que mirar un poco más allás de lo que se ve a un lado y otro del camino,

los edificios del centro

los que pueden asomar


Tal vez. Pero las calles están vacías y la noche llega demasiado pronto.
El interior se siente cálido. Desde allí, el comienzo de la noche

y el interior, acogedor

Vamos a Milwaukee para romper la rutina, ensayar allí, cenar, regresar luego a Madison cuando ya la noche tiene derecho a todo.