Saturday, June 20, 2009

En sábado, color y movimiento

Si quieres escuchar chorinhos los fines de semana, ve a Laranjeiras, a la plaza General Glicerio. El ambiente y el espacio me recuerdan un poco al Farmer’s Market de Madison los sábados por la mañana. Junto a la plaza hay una calle con puestos para comprar verduras, fruta,

P6200012

quesos, cpastas, flores (sí, estas son naturales y no artificiales),

P6200017

pimienta (así le llaman aquí a las salsas picantes) ya hecha o los ingredientes para hacerla

P6200035

especias

P6200041

La música acaba de comenzar cuando llegamos, la gente rodeando a los músicos, guitarra, cavaquinho, flauta y pandero con muy poca amplificación, muy agradable

P6200021

Momento y lugar para llevar a los niños a jugar a la plaza y compartir. Encuentro de amigos y conocidos también. La disculpa es la música, sentarse a escuchar, tomar una cerveza o una caipirinha, leer el periódico.
Un grupo termina y otro llega, un cambio de tono, una samba ahora

P6200043

Por la tarde volvemos a cruzar la bahía para ir a Niterói

P6200076

Aunque no es la novedad del primer día, vuelve a sentirse bonito el recorrido

P6200065

Al otro lado,

P6200087

Casquinha nos espera. Vamos a comer juntos a Mario, donde el otro día comimos esas bolinhas de bacalao tan ricas y donde hoy disfrutamos de un suculento pescado.
Luego vamos a una sesión de capoeira

P6200109

Es de noche cuando llegamos al lugar, un sitio en una de las varias comunidades (favelas) de Niterói. Los berimbaus están sonando (este grupo hace capoeira de Angola, que utiliza tres berimbaus), los panderos, la charrasca, el canto del solista coreado por los demás . Y ahí los jugadores, practicantes o danzantes con toda su fuerza física y control. La capoeira es una forma de arte afrobrasileño que combina elementos de danza, arte marcial y juego. Para algunos es también una práctica religiosa. Nació entre los esclavos como una forma de resistencia, de mantener el vínculo con las culturas originarias y poder tener ciertos cultos religiosos de forma camuflada.
Cuerpos fuertes, movimientos ágiles y sabios, un círculo para reforzar identidades y creencias

P6200119

Especial poder estar aquí.

8 comments:

dintel said...

Anda que no me quedaba yo con todas esas bolsas, para investigar sabores.

Irreverens said...

Las fotos de especias siempre resultan fascinantes. Y tan hermosas.
:)

¿Sabías que yo también practiqué la capoeira durante un tiempo? El Mestre siempre me dijo que tenía aptitudes, pero lo dejé por mi amor de siempre: la montaña.

Raquel said...

Dintel,
qué maravilla de colores, ¿verdad?

Irreverens,
Sí, las fotos de especias. Es fascinación. Todavía recuerdo lo preciosísimas que las preparan en Egipto. Pero en todos los lugares me imagino que es así.

¿A sí? Nunca lo he hecho y la verdad es que dan ganas. Aunque me da la impresión de que es más difícil de lo que parece. Me gustó mucho estar ahí.
Te hubiera gustado conocer al Mestre Casquinha. Una persona especial.

Alegría said...

¡Qué colorido! Imagino el olor cerca de las especias... Precioso...

Raquel said...

Alegría,
sí, fuerte e intenso. Especial.

Tawaki said...

Ha sido un placer recorrer contigo esta zona de Brasil.

Un abrazo.

Raquel said...

Gracias Tawaki. Hay que volver para ir a otros lugares, hacer parte del Amazonas y en fin... tanto que ver.
Un abrazo

Luis Alejandro Bello Langer said...

No sé si te lo contaron, pero la Capoeira nació también como una forma de probar la destreza en las artes marciales...pero como a los esclavos se les tenía prohibido pelear entre ellos, inventaron esta especie de "pelea danzada".

Saludos afectuosos, de corazón.