Sunday, June 08, 2008

Algo de peces

No todo son tacos o platillos de carne en México. También hay pescado. La comida mexicana es excelente, lo más económico es sabroso, lo más caro también.
Hoy vamos a comer a Peces, “el único lugar que no pertenece a Carlos Slim”, según reza su anuncio

Nuestro amigo P.F. fue quien nos llevó ahí por primera vez. Desde entonces, cada vez que estamos en el D.F. tratamos de ir para allá. No falta de nada, hasta el camotero llega y el silbido de su anuncio le da vida a la escena

Compañía y comida son un deleite. El pulpo a la gallega

o la mariscada

no le envidian a otras. Diferente a como la comería en España, sí, pero igual muy rica. Estas caras de satisfacción lo dicen


Buena comida, una compañía especial y hasta un cuarteto musical amenizando, una mini tuna con dos guitarras, laúd y bandurria


que aparece para amenizar la comida y para ganarse la vida también, claro: 50 pesitos la canción señor. Cuál desea. Llevamos esta, esta y aquella, la que guste. Cuarteto con repertorio de estudiantina, de trio Los Pancho, de Los Churumbeles, chotis junto a las canciones de Agustin Lara, toda esa historia común que se encuentra y desencuentra sin descanso.

Llueve, como casi todos estos días. Es época de lluvias. Entre eso y que es domingo, el centro no está muy lleno. De regreso pasamos por la zona rosa, unas de las más peripuestas de la ciudad. La lluvia sazona las calles con humedades y brillos oscuros,

otros ruidos y pasos. Poco más allá entramos en zonas más destartaladas con paredes que una y otra vez son utilizadas para todo tipo de anuncios

o usos comerciales

Tal vez ni siquera sea de lo más abandonado

Hay muchas zonas mucho peores y más pobres.

Historias de encuentros y desencuentros, sí.

Volvemos a casa

y reconocemos su techo.

2 comments:

Irreverens said...

Veo que tus entradas son de días distintos pero yo no las he visto hasta hoy... imagino que las fuiste escribiendo y las colgaste todas anoche, ¿no?
(Qué aplicada eres!)

Si me permites, me he quedado fascinada con la pareja que te acompañó a comer el pulpo a la gallega (ay que ver, jajaja!): son dos personas mega atractivas!!!

Más besos

Raquel said...

Ayer las subí todas. Me hubiera gustado hacerlo día a día pero ha sido imposible.

Manuel y Malena, encantadores. Me gusta mucho estar con ellos. Nunca te aburres, siempre hay conversación y mucho cariño de por medio.
Besotes