Monday, June 02, 2008

Comenzando la semana

Todo parece juntarse ahora que realmente llega el final de curso. Ha ido asomando por la casa un pequeño rastro de listas de cosas para hacer, las que siempre hace falta apuntar a medida que van aumentando. Nunca termina el trabajo. Siempre hay algo más. Y mientras, estos días de calor y despertares tempranos que tanto me gustan, luz y frondosidad, la ciudad desperezándose por completo anticipando todos sus vestidos de verano.

Ayer, después de un día de esos imposibles de no abrazar y respirar hondo hondo para beberlo por completo, un paseo en bicicleta por una ruta por la que hacía tiempo que no pasaba, los pájaros sostenidos entre sus cantos de jugueteo y sus amuletos de conquista, el verde llenándolo todo, las flores esparciendo la maravillosa sorpresa de sus color inesperados allí donde la espontaneidad las encuentra. Sólo me detengo para recogerlas en su contraluz

(Me sorprende tanto esa sencillez y esa belleza galante entretenida en reflejos y soles...

Difícil resistirse)

Y un poco más adelante junto a la mirada al estanque, serena pero envuelta de todos los sonidos invisibles de la tarde

Al final, ya cuando la noche acaricia, inmóvil escucho cómo este pájaro busca enamorar con su reclamo


Vuelvo para sentir la vida de afuera entrando por las ventanas. Quiero combinar lo de adentro y lo de afuera. Todo va junto pero quiero ajustar la balanza un poco más.

7 comments:

Irreverens said...

Hoy me quedo con la primera foto.

Y claro que tienes cosas que hacer, si ahora que lo pienso para ti esto ya es un auténtico "countdown", ¿no? Lo digo porque en un mes ya estarás en Madrid...
:)

Por cierto, aquí vemos el sol desde el sábado.

Besotes

leo said...

Me cuesta creer que no esté ajustadísima esa balanza de belleza y equilibrio, con sólo abrir los ojos, los poros y dejar que penetre toda esa maravilla de la que estás rodeada.
Cuanto más lo pienso, más me emociona: nos has llevado de la mano por las estaciones de Madison; te las has arreglado, con fotos y palabras, para trasmitirnos incluso las sensaciones. Muchas gracias, Raquel. Y enhorabuena por tener este espacio tan especial.
Un abrazo transoceánico.

JESUS y ENCARNA said...

me encanta tu capacidad de describir esa belleza que no se te escapa y que posiblemente a muchos pase desapercibida.
la vida no da tregua, despues de acabar algo, siempre hay algo mas que hacer... esto es así
Petonets
Encarna

Raquel said...

Irreverens,
¡Desde el sábado! Ni me lo creo...

Real countdown. Si tuviera un mes sería todo un lujo pero sólo tengo tres días. Salgo el viernes de madrugada para México y de ahí otro viaje/conferencia hasta finales de mes. Todo va a ir muuuy deprisa. Cómo me voy a acordar de vosotros el día 14. Fotos del evento, por favor.
Un besote

Leo,
pero si es que no puedo añadir nada de nada a ese comentario! Gracias Leo preciosa. Eres (y sois) parte del espacio. Por eso es así.
Un abrazo muy grande, entre océanos que unen más que separan.

Encarna,
muy cierto, la vida no da tregua y somos afortunados porque sabemos tomarla de la mano y envolvernos en ella. El trabajo y las faenas son parte de todo eso.
Un abrazo!

Irreverens said...

¡Vaya, chica, no paras!

Nosotros también nos acordaremos de ti.
:)

Elèna Casero said...

En cuanto me descuido me pierdo tus fotos.

Yo tampoco podré ir al evento.

Un beso, Raquel. Y, es verdad, no paras.

Raquel said...

Irreverens,
afortunadamente este año es así. Siempre quiero vivir todo lo que me gusta prto dólo llego a un cuarto de eso, si acaso. Lo demás, lo vivo a través de lo que me contáis.
Un beso grande

Elèna,
bonito compartir y hacerlo como lo hacemos.
Una abrazo