Wednesday, June 04, 2008

y ese inStante

Sí, así son estos días que pasan demasiado deprisa y que se escurren entre los dedos cuando más quieres retenerlos y estirarlos. Tal vez su triunfo consista en eso, en ser instante.

Claro que mucho a lo largo del día no es ni mágico ni especial. Ese instante a veces no te devuelve el cambio y todo se lo traga. Aún así, muchas veces elijo hablar de lo que asoma hermoso o de la minucia que acaricia el alma. Ya ves, esa mirada que parece más parcial de lo que en realidad es busca lo más sencillo,

porque muchas veces es eso lo que necesitamos, aliviar la carga, dar un paso con el que no haya que probar nada.
Ni los tesoros ni la nitidez se prodigan y a veces es mejor no hablar de toda esa soledad que abunda, o de pesamientos que se quedan enredados sin levantar vuelo,

o de tantas carencias con las que nos tropezamos, que nos cuentan, que vivimos.

La eternidad y el instante, la intimidad y el velo. Azul ayer, hoy amarillo,

tesoros y risas entre los poros de la vida

y una sonrisa generosa para conciliar cercanías y extremos

10 comments:

Irreverens said...

Ay, esas florecillas chiquitinas a mí me roban el alma. Será por el tamaño, con el que me siento identificada, jejeje.

Hermoso.

only said...

Preciosa entrada Raquel,
palabras , pensamientos, e imágenes.
Preciosa.


Un abrazo fuerte

JESUS y ENCARNA said...

No puedo dejar de venir a diario a recoger las preciosas palabras e imágenes que nos ofreces. Gracias
Petonets
Encarna

Marcelo said...

Tus fotos acarician las almas

ISOBEL said...

precioso, besos

Raquel said...

Irre,
a mí también me matan esas florecillas pequeñas, ahí juguetonas entre el verde, flotando...ay!!!

Only,
mua!

Encarna,
es como abrir una pequeña ventanita y recibir una pizca de otra luz. Gracias y un besote grande

Marcelo,
gracias a ti también.
Besos

Isabel,
ya ves, lirios, lilas y florecillas compañeras... colores para tus pinceles.
Un besote

banderas said...

¿Por qué será que pasar por esta casita siempre reconforta el alma y alegra el espíritu? ¿Por qué será que las fotografías me hacen sentir una envidia horrorosa de ti? ¿Por qué tus palabras son siempre música y poesía para mis ojos y mis oídos?

Creo que seguiré volviendo eternamente a recalar en tu puerto, donde se hace tan agradable ese "intante" (Nota: Ojo con las erratas... es que si no lo digo reviento ;-) )

Biquiños desde el noroeste ;-) que está a tu este.

Raquel said...

ouywwoueeyouoyou!!!!
Gracias Banderas, menos mal que alguien me dice que he escrito ubo sin hache o vever con uve. Qué dolor ese intante (suena feo, ¿no?) que ya se convirtió en inStante.

Y por qué será que no tengo un mar al lado y que no puedo correr 5 kilómetros seguidos? ;-))
Estamos cerca, ya lo ves.

Un abrazo graaaande

Mita said...

Colores y naturaleza, bellísimo
besos

Raquel said...

Mita, muchas gracias. Ahora voy a verte.
Un abrazo