Sunday, November 09, 2008

Acentos a orillas

Se hace de noche demasiado pronto. A las 4:30 ya empieza a oscurecer y el frío no endulza el paseo. Junto al lago, la sensación de frío es todavía peor

PB080007

El viento que levanta ese oleaje inquieto no para

PB080002

Arda ha venido de visita. Me gustaría hablar turco para poder comunicarme con él en su propia lengua, aunque su inglés, a pesar de que él diga lo contrario, es muy bueno. Entiendo la sensación, el sentir la falta de vocabulario, la lenta pastosidad con la que se desenvuelve la lengua cuando no la practicas. Pero estoy admirada con su acento, yo que respiro y vivo en un inglés que mantiene el fuerte acento del castellano salmantino.
Es bonito escucharle hablar turco con S. Suena rápido y ágil. Creo que todas las lenguas suenan así cuando no se conocen, un hilo continuado en el que las palabras no dan tregua, una tras la otra. Es nuestro cerebro el que al entenderlas las organiza en frases y adivina la inflexión exacta de cada palabra, la entonación final.
Tal vez con el tiempo alguien invente un microchip con el que podamos programar el lenguaje de nuestro cerebro. Sería fantástico. (Voy a pensarlo mucho y con muchas fuerzas para ver si eso pasa muy pronto). Hablar con cualquier amigo en su propia lengua, viajar a cualquier país y entenderlo todo, leer cualquier libro en la lengua original. (Me acabo de dar cuenta de que traductores e intérpretes se quedarían sin trabajo. Alguna solución encontraremos).

Mejor seguimos con el paseo porque la luz no da para mucho. Tampoco el Capitolio que tan vacío parece estar casi siempre que paso por ahí los fines de semana

PB080011

Será mejor empezar a acostumbrarse a la desnudez de las ramas y a la falta de color

PB080013

El viaje hacia el invierno ha comenzado. El pasado fue tan largo y pesado que aún estamos tratando de olvidar la herida. Pienso en eso mientras caminamos de nuevo hasta el lago. Algunos valientes todavía están veleando. Tal vez sepan que para vivir en Wisconsin hay que saber navegar también en aguas frías

PB080019

Entremos adentro. La única silla que queda en la terraza es (como dice Dintel) la del gigante Goliat

PB080023

y el calor de adentro es siempre reconfortante en tardes así, a orillas del invierno y con varios acentos por medio para darle al día el color con el que no despertó .

Merhaba, Arda. Chok güsel you came!

PB080025

13 comments:

Mita said...

Raquel, poquito a poco te vas convirtiendo en el café de mis mañanas. Quien me iba a decir a mí que iba a amanecer en USA :)
Aquí va llegando el invierno también,hace viento, todo está húmedo y el cielo se vestirá de gris y blanquecino hasta febrero.
El libro que comento en mi blog de Antonio Báez, lo tiene Mariano en la librería.
Muchos besos, a abrigarse!!!!
(menos mal que a mí me encanta ir envuelta en bufandas, chales y gorros)

dintel said...

Precioso texto...y preciosa silla, ;)

Irreverens said...

¡Ay, qué buena la última foto! Parece un liliputiense, jajaja!

Oye, y un diez para tu última frase: "y con varios acentos por medio para darle al día el color con el que no despertó."

Aborrezco las políticas de pensamiento único, tanto como las que desean imponer una única forma de hablar.
Y no te preocupes por los traductores. Yo soy la primera que se declara a favor de que no se doblen las películas al castellano/catalán en los cines de España.
:)
Un besote (y a ver si aprendes algo de turco y nos lo pones aquí).
;)

elita said...

Esa sensación de no "saber" comunicarse es horrible. Me pasó lo mismo cuando conocí por primera vrz la familia de mi pareja. Por suerte ahora el francés es como mi tercera lengua (porque antes van el catalán y castellano), pero la impotencia que se pasa, y lo ridículo que uno se siente, es una sensación horrible.
El invierno que nos enseñas es precioso. ¡Abrígate mucho!

Tawaki said...

Me gustan los árboles en invierno, porque sus ramas sin hojas se recortan en el cielo, y se me ocurre que quizás intenten expresarse vacíos como están de vocabulario. A pesar de ello lo consiguen.

Un abrazo.

Benito said...

¿No sabes hacer otra cosa que poner cromos y explicarlos en dos líneas?

geminisdespechada said...

es un lago? parece un mar con esas olas..

ISOBEL said...

que preciosidad poderse expresar en otras lenguas, me da tanta envidia y para colmo tu tienes la música, besitos

Mariano Zurdo said...

A todo que sí, jajaja
Aquí llevamos varios días seminvernales y se nota un poquito en el ánimo, pero bueno, aguantaremos el tipo bien alto.
Besitos/azos.

Anonymous said...

çok güzel. selim

Raquel said...

Mita,
tus comentarios son el café de por las mañanas para mí. ¡Qué bueno!
Tomé nota del libro.
Sí, a abrigarse porque dice el termómetro que ya no quiere subir mucho.
Besotes

Dintel,
gracias, por supuesto. (Me sigue pareciendo especial toda esta comunicación a través de posts, diálogos a solas o compartidos...)

Irreverens,
uf! pensé en ti nada más decir lo de los traductores pero ahora que ya tengo tu consentimiento... adelante. Totalmente de acuerdo contigo: no sé por qué España no hace lo de Portugal (por ejemplo) y deja todas las películas sin doblar. Mucho más beneficio sacaríamos todos.
Besotes

Elita,
pero luego se va pasando y también hay que celebrar cómo el cerebro aprende y muchas cosas más, ¿no?
Sí, ya saqué el abrigo de invierno.
Besos

Tawaki,
creo que todo va con la época y que el cambio les presta otras bellezas. Siguen vivos y eso es lo que cuenta.
Un abrazo

Geminitas,
un lago sí. ¿Sabes? No hay olor a sal.

Isobel,
ya quisiera yo tener tu talento para pintar y crear.
Besos

Mariano,
osea que ya te sientes mucho mejor... fenomenal. Pero si veo 18 grados en Madrid... todo un lujo.
besotes

Luis Alejandro Bello Langer said...

Es que en esas tierras sí que se sienten las diferentes horas de luz y sombra...acá, a lo más, llega a ser 14 y 10. Vaya oleaje para un lago...¿de cuánto es la extensión, más o menos?

El idioma inglés es práctico por su pobreza idiomática...muchos otros idiomas son bastante más ricos en los términos y permiten una mejor expresión.

Muchos edificios llevan el nombre de Capitolio...el de la foto, ¿es el local de Madison o el de Washington D.C. que es más conocido mundialmente?

Y para el remate, otra vez esas sillas gigantes que vi la otra vez. Saludos afectuosos, de corazón.

Raquel said...

Hola Luis,
con un poco de retraso llega mi respuesta. Ya te iré contestando poco a poco porque ahora no tengo muy buena conexión. Sólo decirte que no sé muy bien lo grande que es el lago.
Fíjate que el inglés es una lengua muy rica. Lo que pasa es que lo que solemos conocer se queda pobre y tal vez los extranjeros los empobrecemos aún más, pero es una lengua muy rica en léxico.
Hay un Capitolio en las capitales de los diferentes estados. Eso es. Todos tienen un domo como el que ves en la foto y aunque el diseño cambia, casi todos se parecen al de D.D.
Un abrazo