Tuesday, November 18, 2008

Al filo, entre varios y una X

Al filo del frío, en su vera, cuando hiere por inesperado o porque el cuerpo no está acostumbrando

PB180002

Se nos olvida; necesitamos que así sea para poder entretener una vez más el reinicio del ciclo de las estaciones y su espiral, el invierno del norte, el verano del sur.
Igual que se siente más en los primeros días de cambio, también es entonces cuando se aprecian más los pequeños tesoros que cada estación trae: el gusto al recogerse en un interior calentito, un café humeante, comidas de invierno. Claro que es mejor no pensar en esas otras cosas que no nos gustan nada. Porque aún no es el frío gigante contra el que pierdes las fuerzas y al que es imposible ganarle la batalla.

¿Dónde estamos ahora? Sí, ya te cuento

PB180017

Ninguna editorial quiere comprar las memorias que Bush quiere escribir sobre su nefasta presidencia dando explicaciones de lo difícil que ha sido tomar alguna de las decisiones que se vio forzado a tomar. ¿A quién se lo quiere contar?
La crisis está en plenitud de facultades. Se está hablando mucho de los parecidos entre ésta y la de 1929.
Han comenzado los preparativos para Thanksgiving, que ya llega la próxima semana.
A pesar de que la gasolina ha bajado muchísimo y el galón está a $1.97, los precios de la comida no bajan. Siempre pasa igual. ¿Quién pierde?

Voy siguiendo una X.

PB180019

¿Que si hago fotos cuando conduzco? Sólo a veces

PB180024
Pero las difruto mucho más cuando llego a destino y tengo los dos pies en la tierra

PB180026

11 comments:

Mita said...

Al filo del frío, una expresión preciosa para las aristas de esos edificios recortados sobre el cielo. Las fotos de la hoja y la nieve son divinas!Me animas a coger la cámara...Gracias
Besos

Raquel said...

Mita,
iba a añadir "aristas desnudas" justo antes de esa foto. Me lees el pensamiento.
Pues claro, creo que hay cosas muy especiales ahí por donde vives, ¡a que sí¡
Un beso para tus buenos días

leo said...

Qué paz de fotos.
(A ver si te confunden con un detective, tomando fotos desde el coche...)

Irreverens said...

El libro de Bush tiene un comprador asegurado: su perrito faldero, el Sr. Aznar.
:P

No me extraña que esas X te tentaran a sacar fotos desde el coche... Preciosas.

Y eso. A disfrutar de las cosas agradables del invierno, que lo demás llegará de todos modos.
:)

Besotes

Sergio said...

Hola Raquel, te vi en “Mi nombre sabe a yerba” y entre a tu página, es interesante y te comento que lograste una buena foto en X, que disfrutes el invierno viendo una buena película en el calor de tu hogar.

Saludos

Raquel said...

Leo,
quizás, quizás, quizás... Siempre me aseguro de que no viene alguien detrás para poder ir más despacio y... bueno, esas cosas que hay que hacer en esos de vez en cuando.

Irreverens,
pero mira que eres ocurrente y certera. Eso mismo, su perrito faldero. Me he reido un rato leyendo eso.
Mejor disfrutar esas pequeñas cosas aunque la verdad, disfruto mucho más las que trae el buen tiempo.
Besotes

Sergio,
gracias por acercarte hasta aquí. Entré a uno de tus blogs pero tienes tantos. ¿Me recomiendas uno o dos?
Un abrazo

dintel said...

¿Estamos en ese punto? Entonces coincidimos en espacio, ¿y en tiempo?

JESUS y ENCARNA said...

Una X oportunamente colocada en el cielo que coincide quizás con la opinión de las editoriales... mezcla de pensamientos, mezcla de sensaciones...
Petonets
Encarna

Raquel said...

Dintel,
en ese punto estamos.

Encarna,
en esa conjunción.
Besos

Luis Alejandro Bello Langer said...

Hay zonas del Mundo donde las estaciones no están claramente definidas y eso, sin duda, que aturde a todos por mucho que se esté acostumbrado a esa variante.

Sobre las memorias de Bush, creo que las editoriales están perdiendo un negocio en potencial...piensen lo interesante que sería saber, de puño y letra de su protagonista, las cosas que no hay que hacer cuando se está en una posición de liderazgo.

Y las habas se cuecen en todos lados...los combustibles a público han bajado cerca de un 50% pero, del pan, ni señas. ¡Y los tomates están carísimos! Saludos afectuosos, de corazón.

Raquel said...

Luis,
lo mismo aquí, baja el combustible pero nada del pan ni del arroz o la fruta. Lo que se encareció, así se ha quedado. Y los sueldos sin subir.