Monday, November 17, 2008

¿Sí?

Sucedió en apenas una hora

PB170003

Aparecieron naufragando en el mar blanco

PB170018
Luego se supo que sólo había sido un susto, pero ya las manos se habían alzado pidiendo ayuda

PB170020

19 comments:

Irreverens said...

Un susto que las habrá dejado "tiesas", sin duda.
:)

Ya está(n) aquíííí... (las nevadas, digo).
:P

Besotes

elita said...

Qué bonito que debe de estar todo... El invierno es precioso, sólo hay que saber mirarlo, ¡creo yo!

only said...

¿¿Ya?? Aquí sólo en las montañas,( las estaciones de esquí del Pirineo oscense ya han abierto temporada) , pero el viento del norte de estos días creo que anuncia algo...más cerca!

Disfrútalo,
un besazo

Peter Pan said...

¡Que barbaridad, de nuevo el manto blanco! se me pasan las estaciones de dos en dos. Pero, que simbólico ese "naufragio" de las pobres hojas.
Un abrazo
Peter

Mariano Zurdo said...

¡Leñe, qué rápido pasa el tiempo! Si hace nada estábamos disfrutando de un otoño solariego...
(Me encanta que llegue el invierno porque le sacas precioso.)
Besitos/azos.

geminisdespechada said...

pobres hojas!! dan ganas de rescatarlas..

Raquel said...

Chicos y chicas, como me tomo el cafetito de la mañana con vosotros y vosotras, ese café de hoy ha venido acompañado de risa por todos vuestros comentarios.
¿¿Ya?? ¡Leñe! Se me pasan las estaciones de dos en dos. Ya está(n) aquíiiii... Al rescate!
Fue un susto. Menos mal. Lo bueno es que después de esa nieve salió el sol y aunque esos -6º de por las noches son fresquitos, hay mucha luz.
:-) y abrazos

dintel said...

Tiesas es lo mínimo.

Juan Luis said...

Ya me había olvidado de la violencia suave del otoño, del mar blanco del invierno. No sabes cuánto me alegro de estar por aquí, más tropical. Aunque uno se acostumbra a todo. Cuando veo la nieve me pregunto cosas como, ¿y por qué nunca fui a esquiar? ¿O a patinar en el hielo? Es bonito imaginarlo, pensar que uno pudo haber hecho lo que no hizo y parece tan fácil. El tiempo es una conjugación verbal, una distancia apalabrada. Por acá ya llega el verano. Es natural pues.

Fernando Santos (Chana) said...

Olá Raquel, belas fotografias...Espectacular...
Um abraço

Magda said...

Me encantaron.
Besos

JESUS y ENCARNA said...

A mi me encanta que nieve en la ciudad... hace mucho que en Barcelona no nieva :(
Petonets
Encarna

Tawaki said...

La diferencia es que este océano nace con fecha de caducidad.

Un abrazo.

Raquel said...

Dintel,
como mínimo, eso mismo.

Juanluis,
me gustan los cambios de estaciones, aunque puedo vivir perfectamente sin el frío de aquí. Es fácil imaginar lo que uno puede hacer pero de ahí a hacerlo hay siempre una distancia. Pero el pensar en las posibilidades ya abre puertas.
Eso de que "El tiempo es una conjugación verbal, una distancia apalabrada" es bonito e interesante. Intriga también

Fernando,
qué contraste pensar esta primera nieve con la placidez de las barcas en el agua, ¿no?

Magda,
o el contraste con los verdes, rojos, ocres y amarillos de tus campos

Encarna,
la luz es especial. Y muchas cosas más. Todo un jaleo también.
Petonets

Tawaki,
anda, no lo había pensado. Sí, así es.
Besos

marian said...

Buenas, me llamo Marian y trabajo en el periódico DGratis de Salamanca. Uno de mis compañeros se ha topado con este blog en Internet, curiosamente de una chica de la tierra. Resulta q en nuestro periódico tenemos una sección "Salamantino sin fonteras" en la que contamos las experiencias en el extranjero de salmantinos que llevan tiempo fuera.Y nos pareció interesante contactar contigo para convertirte en protagonista de la sección por un día. No sé com olo ves pero espero que bien. Te agradecería que me respondieras para poder seguir charlando del tema.
Muchas gracias

Raquel said...

Hola Marian,
vale. Va a ser más fácil hacer esto por e-mail (rparaiso@gdinet.com).
Un abrazo

Minombresabeahierba said...

que maravilla la hoja de roble apareciendo bajo la nieve, que sensibilidad especial que tienes para encontrar estas delicias de la naturaleza!!!: puse esta foto de fondo de pantalla hoy, besos

Luis Alejandro Bello Langer said...

Es que cuando el terremoto blanco se viene, difícil es que todos le hagan el quite. Saludos afectuosos, de corazón.

Raquel said...

mnsah,
no había visto tu comentario hasta muuucho después. Espero que ya no tengas esa foto de fondo de pantalla ahora que tú estás disfrutando de un verano espectacular.
Besotes

Luis,
efectivamente. Es inevitable.
Un abrazo