jueves, noviembre 13, 2008

Cuando asoma

Asomaron junto a la parada del autobús, la de la avenida donde hay mucho tráfico y donde silencio no tiene cabida

PB130001

Me sorprendió el color, la forma

PB130004

y sentí que era el matiz para el día, la pincelada para prestarle a los nublados un poco de maquillaje y lunar con sonrisa

PB130003

Sí, ya sé, son sólo las semillas de esa planta. Pensé en los jardines japoneses, los detalles, el cuidado con que alguien dispone cada planta, cada flor y casi hasta cada burbuja de aire.
Tal vez una mano sabia plantara esta matita para que al perder las hojas desplegara así las semillas. Aunque más bien creo que es la misma naturaleza de la planta la que la revitaliza. Fuerza en su desnudez y belleza que por un instante me trae a la mente a mujeres hermosas que conozco. Mujeres en su madurez. Hermosura que vive su propio momento. Belleza que sobre todo, es interior

PB130002

14 comentarios:

dintel dijo...

Qué color!!! Si las feministas lo vieran. Lo harían objeto de culto. ;)

Un besote.

Irreverens dijo...

Bellas en su desnudez. Sí, señora. Así querría ser yo en mi madurez (bella a pesar de ese tiempo imparable que de todo te despoja).
:D

Besotes

Magda dijo...

Una hermosura, tanto el color como todo lo que te ha inspirado.
Un beso.

Rafael dijo...

Me parece muy bien que la planta nos muestre su belleza en lugar de esconderse, y me parece estupendo que las mujeres no se crean que a partir de los cincuenta ya no tienen atractivo que ofrecer, pues es atractiva una sonrisa esbozada sobre un rostro sereno de mujer que camina con paso firme como diciendo "sé lo que es la vida y voy a aprovechar todo lo que me queda por vivir", o como vi hace poco, una mujer de cincuenta y tantos con una minifalda que no es que esbozara, sino que exhibía, un par de piernas de una mujer de veinte; ¿por qué no disfrutar mostrando todo lo bueno que nos quede?
Besos.

elita dijo...

¡Y si el fondo estuviera nevado sería aún más bonito!

leo dijo...

Qué bonito, Raquel. Soy pesada, lo sé: pero qué gusto da entrar en este blog, un sitio donde siempre hay calidez y belleza. Gracias.

geminisdespechada dijo...

me encanta el color lila, sobre todo el de la tercera foto.. aquí en las paradas de bus como mucho sale un homeless o así..

JESUS y ENCARNA dijo...

pero que preciosidad... que color!!!
Petonets
Encarna

Mariano Zurdo dijo...

Y siempre digo lo mismo. Las cosas están ahí, pero hay que verlas. Y en eso, tú eres una experta.
Besitos/azos.

Raquel dijo...

Dintel,
has visto la bandera andina? Es como la de los gays pero con los colores al revés. No sé muy bien por qué esa conexión ahora. Tal vez por lo de los colores.

Irreverens,
lo serás. Estoy segura.
Un besote

Magda,
todavía tengo en mi retina los colores de los campos en tus paseos. Creo que no me voy a aguantar y voy a subir al menos una de ellas. ¿Puedo?

Rafael,
incluso cuerpos no tan jóvenes son una verdadera maravilla.
Claro que sí.
Un abrazo grande

Leo,
qué bueno. Me alegro mucho. Sé que mi blog te acoge y se siente muy muy bien siempre que llegas. Es mutuo.
Besotes

Geminitas,
no te creas que es oro todo lo que reluce que de vez en cuando hay vagabundos también. Pero bueno, que nos quiten lo baila'o, ¿no?

Encarna,
especialmente en días apagados y nublados, ¿no?
petonets

Mariano,
experto también quien las sabe recibir.
Besotes

Minombresabeahierba dijo...

No, no son tan solo semillas, son la maravilla que vos tan bien sabes describir, besos

Raquel dijo...

minombresabeahierba,
ale! vaya halago!;-)
Besos

Anónimo dijo...

Son como los caquis de acá, pero en un color que no me da claridad acerca de si son comestibles o no, jejeje. Lindas fotos que denotan femineidad (en lo posible). Saludos afectuosos, de corazón.

Raquel dijo...

Luis,
no creo que sean comestibles. A pesar del color. Sean femeninos o masculinos;-)
Un abrazo