Thursday, November 06, 2008

Entre hojas y lluvia

PB060005

No son los días de lluvia los que más representan a Madison en mi imaginación pero ahí están, tan ciertos como todos los demás.

Siempre disfruto las primeras lluvias, cuando llegan para no quedarse día tras día, cuando juegan a asomar y esconderse, y sabias se quedan lo justo, el tiempo necesario para que su conversación no llegue a ser aburrida.

Hoy llegan como anunciando una nueva etapa, los días más cortos, el otro otoño de ramas desnudas y luces menos claras. La casa se siente más íntima y cuando todo se va oscureciendo afuera, el rincón favorito te mece y te recoge. Es el nicho de los secretos y de los susurros.
Afuera huele a hojas caídas y húmedas

PB060007

Pasó la frescura de la hoja. Ahora llega el otro derrotero, la otra conversación, otra forma de vestir el recuerdo y contruir los días

PB060010

En el rincón se acomoda el primer movimiento de las 2ª sinfonía de Sibelius. Fuerza en una evocación que te lleva de un lado a otro. Suena la lluvia más allá y las hojas saben que ya su otra conversación ha comenzado

PB060013

14 comments:

dintel said...

Mmmmmmm, como apetece pasear por esas alfombras, eso sí, con unos buenos zapatos.

Buenos días desde aquí, ;)

Mita said...

Raquel, huelo lo mismo, me empapo de lo mismo, y los colores de las hojas y la madera son los mismos...qué pequeño es el mundo!
Besos

Irreverens said...

Pues aquí me tienes, inspirando hondo ese aroma otoñal.
:D

¡Buenos días! (o Buenas noches)

Besotes

Monotributo said...

si YO he vuelto a pedido de las MIMOSAS ...YO el equilibrio justo de mente cuerpo y alma..la luminosidad de quien la epe no puede medir por tener aparatos caducos..YO el contorno de tus curvas MUÑECA...el dueño y señor de la humildad y la modestia..el ilustre plutoniano .. y ya no sigo mas pues MI perfil bajo no me lo permite GUAPA

JESUS y ENCARNA said...

Curiosas hojas, me tienen muy entretenido las hojas de otoño...
Coincidencia o no, justo estoy creando un artilugio casero, en el cual hay hojas naturales....
Esas hojas cumplieron su funcion, pasaran a formar parte de la sinfonia de la tierra.
Saludos.
Jesus

Raquel said...

Dintel,
buenas tardes ahora, escribiste en el amanecer de allá. Qué sensación la de pasear por caminos con hojas, ¿verdad?

Mita,
pequeño, sí. Las dos vivimos en un clima parecido. Bueno, creo que el tuyo un poco mejor porque ni nieva tanto ni hace tanto frío como aquí, creo. Pero qué bueno poder estar enredado en la naturaleza.
Besotes

Irreverens,
todavía son noches para tí ahora que te respondo a las 5 de aquí. Esos son tus olores y tus caminos también. Le pertenecen mucho a los libra. Es cierto, créeme.
Besotes

Monotributo,
umm... no me he enterado de mucho...ummm

Jesús,
me encantaría verlo. Han pasado a formar parte de la sinfonía de la tierra, eso es.
Un abrazo

Minombresabeahierba said...

que interesante mezcla de hojas de roble, platano, liquidambra! besos

Cecilia Alameda Sol said...

Estuve en Madison... gracias a google. Cuánta agua alrededor.

Cecilia Alameda Sol said...

Estuve en Madison... gracias a google. Cuánta agua alrededor.

Raquel said...

minombresabeahierba,
tú sabes más que yo de todo eso. Son las hojas que se acumulan en la terraza de casa. Ahí se quedan hasta que las saquemos para que el camión las recoja. Creo que hacen compost con ellas. O tal vez las quemen, son demasiadas las que hay en toda la ciudad.

Cecilia,
sí. La ciudad está entre tres lagos, el Mendonta y el Monona son los más grandes. Madison vive principalmente de la universidad (40.000 estudiantes). Es una ciudad tranquila para vivir.
Bienvenida, Cecilia.

tossan said...

Belas imagem! Ótimo blog! Não consegui achar o tradutor. Bj

Raquel said...

tossam,
gracias. Si vas a google, ahí puedes pedir traducir toda la página.
Un abrazo

Luis Alejandro Bello Langer said...

Raquel, no sé si antes te lo pregunté o si me respondiste...¿pero existen los Puentes de Madison o son parte de la invención cinematográfica?

Las primeras lluvias...son las que refrescan el ánimo para quienes gustamos más de esa clase de climas y que traen los aromas típicos de un tiempo que invita a desarrollar los calores humanos.

¿Sibelius? Hace poco di con algo de él que había escuchado desde pequeño, pero desconocía su autoría...Finlandia, Opus 24. Saludos afectuosos, de corazón.

Raquel said...

Los puentes de Madison se rodó en Iowa. Hay muchas ciudades que se llaman Madison, por eso en USA siempre se especifica el nombre de la ciudad seguido del estado al que pertenece.

Se me hace curioso ver estos comentarios en estos post que me llevan de nuevo al otoño cálido y amable que tuvimos. Como contraste, el invierno empezó a primeros de diciembre y no ha dejado de nevar y de hacer mucho frío.

Finlandia es una maravila.