Thursday, April 13, 2017

De Florence a Portland (de Yachats a Cannon Beach y Portland) • Road Trip • Día 6 (2)

Screenshot 2017-05-01 12.01.10

Seguimos por la 101, entre lo rural, verde e interior y el mar con sus playas de arena empapada de fría primavera

IMG_6061

Caminamos por la playa de Yachats, en ese espacio que se abre y se extiende como si no tuviera fin, con quienes la habitan y la hacen aun más vida

IMG_6078

IMG_6084

IMG_6085

Y desde Yachats vamos pasando por pequeñas poblaciones marcadas por su geografía, el mar como constante, los ríos,

IMG_6101

IMG_6102

IMG_6104

Newport,
IMG_6116 

(¿Cambiamos de ruta y vamos al este?)

IMG_6121

Lincoln City, Garibaldi...

IMG_6142

IMG_6146

IMG_6150

En Winema nos paramos a ver el mar. De nuevo,

 IMG_6160

IMG_6154

y seguimos hacia Pacific City, Cloverdale

IMG_6170

IMG_6175

IMG_6178

Estas fotos de lo rural de Oregon podrían ser de Wisconsin. Podrían ser sacadas "de las películas" porque efectivamente, más que verlo por primera vez es como si lo reconociéramos 

IMG_6182

IMG_6198

IMG_6217

IMG_6252

Pasamos por Brighton

IMG_6261

hasta llegar un poco más allá de Manzanita, a Neahkahnie, donde nos encontramos con este maravilla

IMG_6278

IMG_6273

IMG_6279

IMG_6281

IMG_6284

Esas playas extendidas son un regalo para los sentidos y poder vivir ahí, un privilegio. Desde aquí es desde donde vemos

IMG_6332

Estos espacios se sienten infinitos. Te silencian y te llenan de algo difícil de describir

IMG_6298

IMG_6300

IMG_6303

Los altísimos árboles se alzan desde la ladera. Ellos también admiran ese agua poderosa, las 
corrientes, el viento y los astros que la mueven, una y otra orilla

IMG_6306

  IMG_6311

IMG_6318

Aunque no hay ni principio ni fin, ni un lado ni otro, ni una orilla ni la otra. Solo una línea de finísima imaginación que no trata de separar nada

IMG_6329

IMG_6330

Más al norte, Cannon Beach, en Ecola State Park. Primero la vemos a lo lejos

  IMG_6341 

 y luego buscamos una entrada para poder caminar su arena

  IMG_6351

IMG_7097


La lluvia casi no deja ver el sol que ya casi se le escapa al día. Sí, estamos con abrigo. Las nubes van y vienen, se alejan y vuelven. Pero es una hermosura este lugar que nos recomienda José y con quien nos encontraremos en Portland en un rato. A pesar del frío y del viento, el momento es inmigrando. Es eso, el momento, estar ahí, en silencio, las rocas un poco más allá, esa arena, esos otros que caminan, se sientan, caminan con sus perros, vuelan comentas,

  IMG_6381

un juego de luces cambiantes de un momento a otro

IMG_6385

De un momento a otro, de un mundo a otro... el tráfico para entrar a Portland es terrible 

IMG_6399

Vamos hacia el centro 

IMG_6404

IMG_6417

IMG_6425

IMG_6453

para encontrarnos con José. Hace veinte años que no nos vemos. Hemos estado en contacto y tal vez eso, o tal vez el compartir cosas que nos unen, una sensibilidad que nos deja estar en el hilo de la conversación, de lo que sentimos que es importante

IMG_6441

IMG_6447

Después de dejar las cosas en el hotel nos reunimos también con Verónica. Los dos estudiaron en Madison y los dos consiguieron trabajo como profesores de sociología en la Universidad de Oregon-Portland. Personas activas y luchadoras, sensibles y comprometidas. Ambos siguen estando muy cerca de sus familias a pesar de llevar tanto tiempo fuera de Puerto Rico, de Santa Lucía. Sus hijos ya están en la universidad y el recuerdo que teníamos de cuando eran niños ahora lo sustituimos por el de los personajes que ya son, universitarios, con vida propia. El tiempo pasa para todos. Los seguimos sintiendo cercanos y como a otros amigos que se han ido de Madison, les seguimos echando de menos porque nuestras vidas se hacen con muchos pedacitos y llevamos dentro quereres que nos llenan de nostalgia a veces pero que también nos hacen fuertes. 
Sí, las ausencias están ahí y cada persona que se va deja un hueco. Sí, la vida sigue siendo un manto de pasiones y destino para entender, asumir, abrazar, despertar. 
Gracias por el reencuentro.

Cenamos en Pambiche, un restaurante cubano totalmente recomendado. No se hacen reservas y hay que esperar un poco porque no es muy grande pero realmente merece la pena. (Prueba el plato cubano.)

No comments: