Sunday, April 20, 2008

Así es

Luz de luna entrando por los cristales, llena en su plenitud, entretenida en un paseo casi de verano.
Luz de sol entrando por los cristales, entero, vestido de generosidad y sin una pizca de timidez.

Sí, estoy bien. Hoy me preguntabas y te decía que el buen tiempo reviste de energía nueva a cosas y personas. A menudo me pregunto por qué es tan difícil olvidarse de si llueve, nieva o hace buen tiempo aquí. Creo que tiene que ver con este clima de Wisconsin que con tanta facilidad toca los extremos. Creo que tiene que ver con la necesidad de sol tras el largo invierno, piel enamorada de la desnudez en su caricia. Tal vez también tenga que ver con la forma de vida, social sí, pero mucho menos que como se vive en España, por ejemplo. Sea lo que sea, así es para mí y para muchos.
Por eso la luz, el blanco de la nieve o las acuarelas de colores de las estaciones son una constante. Por eso y porque muchas veces, de forma casi inconsciente, hago de luces, oscuridad o colores un sentir mío y me revisto de la energía que los días emanan, vibrante, despierta, callada, apagada. Así es.

De la luz de luna de ayer te digo que me emociona su claridad, su halo, el sueño que en ella imaginas y cómo lo sostiene antes de mostrártelo envuelto en ternura.
Del sol de hoy, que no te puedes imaginar la satisfacción de su beso.
Sí, sé que no es justo que cuente esto ahora que en otros lugares no deja de llover o cuando en el hemisferio sur empiezan a navegar hacia el invierno. ¿Qué puedo hacer? Nada. Igual que nada puede detener este renacer

Hoy pasé por Allen Centennial Gardens, un rinconcito precioso y casi hasta romántico donde ya coquetean gladiolos, narcisos y tulipanes


En unos días más el verde lo llenará todo. Por ahora, las flores más tempranas son las que se roban todas las miradas

5 comments:

Irreverens said...

Así es y así debe ser, Raquel. En cuanto a lo de estar pendiente del clima es algo que yo también "practico", aún viviendo en España.

(Por aquí sigue lloviendo. ¡Y de qué manera!)

besotes

ISOBEL said...

hoy me trajeron lilas, me encantaaaaaaannnnnnn, pero ... este año se me escapo la primavera

Raquel said...

Irreverens,
justo salió hoy en CNN un segmento sobre la falta de agua en Cataluña y en algunas partes del centro de España. Aguanta un poquito más que luego ya se pasa y necesitamos todo el agua que pueda caer.
Un besote

Isobel,
a mi también me encantan las lilas. Además, te acercas y el olor es... ¿como pintarías un olor?

banderas said...

Alucinante ver lo rápido que ahí se pasa del invierno más crudo a la más hermosa primavera. Una gozada volver a ver esos colores que tanto me atrajeron de tu blog en verano y otoño... luego los blancos del invierno me dejaron helado (literalmente) y ahora vuelve la alegría a tu "casa".

Biquiños ;-)

P.D. En mi último post hay un link que te puede interesar (pero tienes que buscarlo un poquito ¡eh!)

Raquel said...

Sí, un cambio rapidísimo. Todo florece deprisa, tal vez por la cantidad de agua que hay, no sé, pero en cuanto calienta un poquito el sol, la hierba reverdece. No sé cuánto durará pero estamos a 20 y 25 grados.

Ahora voy a leer tu post con calma. Ya he visto que has escrito sobre el día de la tierra. Ahí te dejo el mío aunque sin tantas referencias como el tuyo. Gracias.
Un besote