Saturday, April 26, 2008

De Madison a Wisconsin Dells (1): lo bucólico y lo satírico

Así es Wisconsin en esta época del año, aún el verde exuberante no viste los campos y las huellas del invierno todavía están presentes. Aunque los colores son de primavera, se sienten.

El post de hoy es una especie de "road trip", éste y los dos siguientes: un viaje de Madison a Wisconsin Dells, una pequeña ciudad a una hora y cuarto de Madison, el Vegas de Wisconsin, la ciudad que ganó vida con los parques acuáticos y los complejos hoteleros construídos alrededor con toda una oferta turística específica dirigida y bien vendida.

Por eso lo bucólico y lo satírico del título del tríptico. El contraste, uno más de los muchos que abundan en este país. (Los contrastes siempre parecen ser un poco más exagerados aquí por las dimensiones mismas del país pero creo que los contrastes existen en todas partes y definen, en muchos sentidos, algo muy particular de cada lugar.)

Las fotos están hechas desde el coche, el reflejo del cristal asoma en algunas y no están retocadas digitalmente. Mueve la barra para ir por la carretera e ir de una a otra granja, todo ese orden, los horizontes abiertos y extendidos, la falta de gente...

6 comments:

Irreverens said...

¡Qué llano es todo!
Me he imaginado a Meryl Streep y a Clint Eastwood paseándose por ahí, como en Los puentes de Madison.
(Diosss, cómo lloré leyendo ese libro, por cierto.)

besos
(it's raining again, jajaja)

Raquel said...

Irreverens,
todo es así. De vez en cuando hay una colinita pero poco más.
Triste la historia de Los puentes de Madison, ¿no?
(It's raining again! I'm sorry. It's frustrating, I know... hung in there, sunny days will come very soon, you'll see)
Besote

Julia Ardón said...

Hermosas postales.
En mi blog, te dejo de regalito otro violinista.

Viva la Música!


Te quiero mucho

Raquel said...

Julia,
creo que nos hemos cruzado. Acabo de dejar mensaje en ese otro violinista y acabo de ver la foto de Miguel Angel Leguizamo y su violincito azul en el concierto de San Carlos en tu galería de flickr. Ay! qué envidia.
Yo también quiero

banderas said...

Me quedo con la opinión de Irreverens... pero me gusta lo bucólico. Sigo con las otras partes.

Biquiños ;-)

Raquel said...

sí, yo también.
Un beso