Wednesday, April 30, 2008

Parabienes y felicidades

Mamá, hace un año celebramos tu cumpleaños en Sesimbra, ¿te acuerdas? Ya hace días que llevo recordando todo el viaje, el fin de semana tan especial que tanto disfrutamos. (¡Cuánta alegría y claridad en ese recuerdo!)
No sabes cómo me gustaría estar contigo ahora. Ya anoche quería llamarte y esta mañana todo el despertar ha sido para tí, el primer pestañeo, un abrazo sin límites. Muy cerca de ti.
Escuchar tu voz ilusionada ha sido todo un regalo. Ese regalo me dice de tu fuerza, tu generosidad, tu tesón y más que nada, ese querer tan grande que nunca se te agota y del que nunca hay escasez. Afortunadamente para todos nosotros, lo hemos sentido desde siempre y sin retrasos, lleno.
Hoy no puedo sino contarte todo esto desde lejos pero sabes que estoy muy cerca, que mi vida no sería la misma si no estuvieras ahí y si no sintiera que tu presencia me da vida y fuerza, que no pasa un día sin que me siente junto a ti y entrelacemos conversaciones, sueños, pensamientos, recuerdos. No pasa un día sin que anticipe el encuentro.

Llevas en tí la mariposa más radiante y la sonrisa más transparente. Parabienes mamá. Muchísimas felicidades. Es tu día. Que la vida nos siga dando días para seguir queriéndonos y mirar al destino desde tus ojos grandes y la verdad de tu mirada.

10 comments:

dintel said...

Me ha enternecido mucho tu post. Gracias por compartirlo.

Amor said...

felicidades a tu madre, pero sobre todo me alegra ver que es un día feliz para ti, raquel


amor

ISOBEL said...

ay las madres, que palabra mas bonita, y como yo también tengo la suerte de contar con una madre niña, de esas que todo es ilusión y cariño, se como te sientes...protegida y querida, besos, los mas tiernos besos del mundo

Dédalus said...

Que hables así de ella, dice mucho de ti. Ojalá la puedas disfrutar durante muchos años más, Raquel.

Un beso.

Julia Ardón said...

Dichosísima. Vos que la tenés. A mi se me fue hace 20 años...imaginate...

Qué lindo que se puedan disfrutar.
Felicidades a ambas.

Raquel said...

Dintel,
hay fechas en las que siempre es difícil no estar en casa con los demás. Creo que scribir algo así me deja estar más cerca.
Una abrazo

Amor,
en realidad es cuando la nostalgia se siente más fuerte. Pero sentir a mamá en el momento tan bonito que ahora estea viviendo me llena de satisfacción.
Besos

Isabel,
entonces ya sabes cómo es y no hay que decir mucho más. Ese gozo de sentirse querido y acogido, y saber que siempre hay un espacio para ti tiene un valor incalculable.
Besotes

Dédalus,
hay muchas cosas que me encantan de mamá. Me sigue asombrando por muchas cosas. Esos 82 años no le restan la capacidad de ser niña (como dice Isobel), saber jugar y a la vez, tener una mente muy abierta y una frescura increible en el sentir la vida. ¿Qué más se puede pedir?
Un abrazo grande

Julia,
cuando leí el post que escribiste cuando naciste me llenó de emoción. Sé que si tu mamá estuviera contigo, la disfrutarías tanto como yo disfruto a la mía. Sé que es una fortuna. Además, papá también está muy cerca y él es el que completa las coordenadas.
Un abrazo mi querida amiga

Tawaki said...

Muchas felicidades para las dos, que a pesar de la distancia mantenéis ese vínculo tan bonito.

Un abrazo.

Raquel said...

Tawaki,
la verdad es que así es y es toda una suerte.
Un besote

Sir John More said...

Un beso sanamente envidioso para ambas...

Raquel said...

Gracias sir john,
sé cómo echas de menos a tu mamá y cuánto sientes a tu papá. Ese vivirlos así es insustituible. Te hace llorar y reir porque es intenso y esencial.
Un abrazo