Friday, April 25, 2008

Entre lluvias y gotas de música

Despierto y es como estar en medio de la noche. Todo demasiado oscuro y la lluvia cayendo como si no quisiera guardarse nada. Madison no lo ha sufrido tanto pero el daño de lluvias y tormentas de esta noche se ha dejado sentir en la zona.
A media mañana vuelve un poco de luz, las flores abriéndose de nuevo. Debe ser primavera, me digo

Recibo los cambios con gusto y curiosidad.
Con la noche vuelve la lluvia y la tormenta. Veo las gotas en el cristal y las dejo ahí, no quiero utilizar el parabrisas hasta que realmente ya no puedo ver.

La primera parte del concierto ya ha terminado. Podía haberme dado más prisa pero en realidad, sólo quería escuchar la 6ª sinfonía de Tchaikovsky dirigida por Spivakov. Verle dirigir es un lujo: elegancia y emoción, el gesto preciso y natural. Mucha pasión


Y esa sinfonía llamada también "Patética", la última que Tchaikovsky escribió, mejor escucharla en un buen equipo de sonido. La versión de la Orquesta Nacional Rusa me gusta mucho pero hay otras muchas que merecen la pena. Aquí está el 1º movimiento por la Filarmónica de Berlín dirigida por Karajan

8 comments:

Alu said...

Me gusta la foto!
Un beso, espero que todo vaya bien!

ISOBEL said...

es maravillosa, besos

Irreverens said...

¡¡Cuánta belleza, pordiosss!!
Las flores, la música, tú...
:)))

dintel said...

Qué caprichosa es la lluvia, se hace esperar y cuando viene, a veces, destruye.

lanobil, said...

Supongo que todo tiene una evolución, incluso para el no entendido como yo, cada vez escucho más música clásica y blogs tan sugerentes como éste.
Un saludo y espero que puedas visitarme

Raquel said...

Alu,
gracias. Un beso para ti también

Isobel,
creo que lo maravilloso de la música es que emociona de muchas maneras y cada uno recibe esa emoción de forma distinta; y que la buena música, hasta fuera de contexto es hermosa.
Un abrazo.

Irreverens,
hombrepordiosss! y tú, claro que sí.
Un besazo

Dintel,
la lluvia que tanto da y tanto se lleva... sí

Lanobil,
creo que sí, que todo tiene una evolución y que a medida que conoces puedes elegir y disfrutar más.
Un saludo

banderas said...

¡¡Ainsss!! Esa música tiene momentos casi lúgubres... hermosa, sin dudarlo, pero entre lo trágico y lo épico... dramática, sin duda. No sé... es difícil de explicar... hay que sentirla.

De la geometría de las flores ni hablo.¿Para qué?

Biquiños ;-)

Raquel said...

Sí, hay que sentirla y envolverse en ella, te sube muy alto y luego te lleva abajo otra vez...
Besos