Sunday, May 11, 2008

Carson City (5): instantáneas

El niño con sus zapatillitas rojas

sonríe al poco de que le piropee su calzado. Me las enseña y quiere que les haga una foto

Inmediatamente, su amiguito acicala las suyas para que también las fotografíe



Algo magnético en la música y los escenarios,

roba atenciones y gestos ensimismados

Me gusta ser espectador cuando eso pasa

y ver caras como éstas,

expresiones

o siluetas dentro

o fuera del escenario


La niña con sus zapatitos negros sonríe cuando le piropeo sus calzado. No, no le importa que le haga una foto

13 comments:

Irreverens said...

¡Cómo mola las zapatillas rojas de Cars!

Oye, ¿y los zapatos de la última foto son de claqué?

Jo, qué buena pinta tenía todo, Raquel. Parece que lo pasásteis realmente bien.

Besos brumosos (que es como amanece de momento por aquí)
:)

dintel said...

Yo quiero unas zapatillas rojas de Carssssss. Me han encantado.

Por cierto, ¿y esos zapatos que se están calzando las niñas? ¿qué van a bailar? Me han recordado a los míos de Tap Dance. Bueeeeeeeeeeeeee, quiero volver a a bailar.

(Creo que me he puesto sentimental, disculpa las lagrimillas y la sorbida de mocos).

leo said...

Qué mooooooonossssssss. He observado que a muchos niños les encantan los zapatos: los "eligen" con mucho cuidado y luego los enseñan con orgullo. ¿Alguien con experiencia en niños sabe por qué es esto?
Me está gustando mucho este reportaje "Carsoncitiniano"

Marcel.la said...

Precioso fotoreportaje. Yo también quiero unas zapatllas como esas. Muy, muy divertido.

Saludos

Fini said...

Cuánto dicen estas fotos!!! Las zapatillas rojas, que no las vean mis sobrinosssss jajajajja

only said...

Me encanta el niño de los zapatos rojos,
me lo comería.

Raquel said...

Irreverens,
pregunta contestada. Tal vez no sean exactamente como los de claqué porque estos tienen más alta la puntera y no sólo el trocito de metal. Le voy a preguntar a mi alumna y te digo. Sé que ella los llama hard shoes pero eso puede ser un nombre genérico.
Sí, lo pasamos fenomenal.Llegué a un Madison verde y florecido, pero también con lluvia. Hoy sale el sol. Te envío un buen cacho de luz por tarjeta posta. Y un besote.

Dintel,
consúelate hermosura, que los años sabáticos dan para mucho.

Leo,
pues probablemente tengas razón. Todos los niños que llevan sus zapatillitas con luces me las enseñan, o cuando tienen algún dibujo gracioso. Voy a seguir averiguando y eso, ¿alguien con conocimiento del tema?

marcel.la
¡¡¡yo también!!!

Fini,
mejor no se las enseñamos. Desde hace dos años por lo menos no he dejado de ver a muchos niños con zuecos de plástico con agujeros y colores muy muy chillones (naranjas, amarillos, verdes, rosas, rojos... fosforitos). Parecen patos porque todos son muy anchos y grandes. Esos tampoco se los enseñamos.

Only,
toda una ternura. Cuando le pregunté su nombre (que se me ha olvidado, perdón niño dulce) me dijo su nombre y su apellido muy seguidito como si todo fuera uno. Muy entrañable.
Besos!

ISOBEL said...

pero que cosa mas bonita... como me gustan los zapatos y la música, eres una mujer afortunada, lo sabes ¿verdad?
besitos

Raquel said...

Creo que sí. Si sabes verlo así, probablemente tú también lo seas.
Un abrazo grande

banderas said...

Estos días sólo he leído tus entradas, sin comentar... y hoy me paro un momentito.

Como a todo el mundo, me han encantado los zapatitos de "Cars" (pero que no los vean mis hijos). Los otros zapatos ¿no son para la danza irlandesa?... entonces serán una especie de mezcla de claqué con zuecos de campo... quizás por eso el sobrealzado y el tacón... y es que las danzas irlandesas se las traen... ¿Lord of the dance, quizás sea un ejemplo extremo y comercial no?

Me ha llamado la atención: los tambores japoneses con barriles de whisky, las tortitas esas rellenas y la visita al lago Tahoe con su precioso pájaro azul... una delicia de excursión, supongo.

Biquiños ;-)

Raquel said...

Banderas,
vale, no le enseñamos los zapatitos rojos a tus hijos.
Los otros zapatos sí, son de danza irlandesa, los de claqué llevan una cosa metálica en la punta y éstos llevan más suela. Creo que esa es la diferencia fundamental (mañana veo a Melissa y le pregunto).

Sí, una excursión deliciosa. Ese pájaro azul era una cosa... Las pupusas estaban muy ricas y los tambores pues sí, impresionantes.

(¿Se te fue el virus?)

Un besote

banderas said...

Hoy, después de dejar este mensaje anterior, me he pasado dos horas buceando entre música y danza irlandesas... algún día no muy lejano me marco unas entradas a lo "reel" ¿vale?

El virus casi se fue del todo... pero aún tengo una conjuntivitis relacionada con el famoso virus. No sé muy bien qué fue primero, si la amigdalitis o si la conjuntivitis... pero todo estuvo relacionado.

Bicos ;-)

Raquel said...

Vale, vale! ahí voy a estar de espectadora.
Me alegro mucho de que ya casi hayas echado de tu casa a ese virus tonto.

Hoy le pregunté a Melissa por los zapatos de danzas irlandesa. Sí, confirmado: los de claqué llevan una pieza de metal en la puntera. Éstos llevan ese levante que originalmente era de madera y ahora lo hacen de algún tipo de material compuesto. Le pregunté que por qué los llevaban tan ajustados. Me dice que al utilizarlos se pueden dar de sí al menos un número y medio más, que los necesitan ajustados por todo el taconeo/zapateado que hacen. Y... ¿qué más?, que Melissa baila genial.
Besos