Tuesday, May 27, 2008

Hilillos

Las lilas han perdido su aroma pero su madurez ha dado paso a algo distinto. Son beso en calma cuando atardece


Es esa hora en la que se posa el sosiego. Los días largos me regalan luz hasta tarde. Puedo salir un momento y rozar la últimos tonos, la suavidad con la que todo se desliza mientras se va apagando.
Las tormentas de la zona no nos han tratado con dureza, unque sí han dejado un poco de frío. Tal vez por eso la transparencia del verde haya remitido. Nada queda intacto: el hilo del tiempo todo lo cambia. Las florecillas ya dejaron de ser y también se han transformado. En un mes hemos pasado de esto

a esto

y de esto

a esto

Ángulos y luces son completamente distintos. El tejido es el mismo. La hoja, herencia impredecible de una blanquísima minucia

14 comments:

Irreverens said...

En constante transformación... como nosotros mismos. Como todo, en realidad.

:)

Besotes
(aún lluviosos, por si te lo preguntabas, jejeje)

Tawaki said...

Bonitos contraluces. Aquí a las nueve aún es de día, lo que se agradece mucho.

Un abrazo.

Luis López-Cortés said...

Da gusto repasar el tiempo junto a ti, Besos.

leo said...

¿Por ahí habéis tenido ciclones y esas cosas?
Las lilas me traen vivísimos recuerdos de la infancia.
Jo...

ISOBEL said...

jooooooooo, lilas, respira profundamente por mi, besos

Raquel said...

Irreverens,
así es. En algunas cosas son muy evidentes.

Pues claro que te iba a preguntar porque ya quiero imaginarte paseando por un monte sin amenazas de lluvia. ¡Que ya le vale!
Besotes

Tawaki,
aquí siempre oscurece un poquito más pronto y a las 8:30 es cuando el sol empieza a esconderse. Me gusta mucho cuando los días son así de largos.
Un abrazo

Luis,
gracias. Un gusto llevarte en el paseo.

Leo,
ciclones y tornados han hecho estragos. La verdad es que nos hemos librado.
a mi también, mucho. Por eso planté un lilo en la parte de atrás de la casa.
Un besote

Isobel,
ya sé que te gustan mucho las lilas y las violetas. A ver si se pasa este frío repentino que asustó a las fragancias para que vuelvan a resurgir.
Besos

La Clandestina said...

Y aquí sigue todo gris y lluvioso...
Pero ahora menos, desde que nos asomamos a tu ventana.
Besitos/azos.

Raquel said...

Eso me cuentan. Da pena que todo llegue tan a destiempo, ¿no?
Clandestinita, acabo de recomendarte un libro más en el post de hoy. Espero que te lleguen otros títulos de personas que sé que controlan unos cuantos.
Besotes

JESUS y ENCARNA said...

Que deliciosas tus fotos y tus escritos, totalmente descriptivos y que dicen mucho de ti, en cuanto a la capacidad de que no pasen desapercibidas ciertas cosas que están ahí, para deleitarnos y hacernos reflexionar.
Observar esta naturaleza nuestra es algo mágico
Besicos desde Barcelona

Raquel said...

Jesus y Encarna,
Saludos desde Madison y muchas gracias por los halagos ;-)

banderas said...

Eso que está fructificando son los manzanos ¿no? Bueno, sea lo que sea, esperemos que no venga un "temporal" que decimos aquí o una granizada que destroce esos (aún) minúsculos frutos.

La naturaleza no se detiene... siempre avante.

Bicos ;-)

Raquel said...

Así es, siempre adelante.
No sé qué árbol es, está aquí junto a la casa pero no creo que sea manzano.

Creo que ya ha pasado la lluvia y el fresquito que correspondía y ahora dicen que va a comenzar el buen tiempo. Esperemos. Al menos no está lloviendo tantísimo como allí.

Disfruta tu concierto
Una abrazo

dintel said...

Me estoy planteando fotografiar alguna flor. No lo he hecho en mi vida. Pero me estás dando bastante envidia. Además, creo que te conoces todos sus secretos, y eso da más envidia, aún.

Raquel said...

Dintel,
fíjate que fue el año pasado cuando creo que lo hice con más frecuencia. Creo tal vez sea el estar en Madison, con una primavera de flores y verde después de un invierno largo y blanco, no lo sé.
Un abrazo