Sunday, May 25, 2008

Un día más, que son todos



Hoy la tormenta es gigante.

Echo de menos estar allí, perderme en ese otro mundo.

Disfruto el aquí. Sin duda. Pero quiero estar en todo. (¿Acaso no pasa?)

Ayer tengo concierto con Xtring Quartet y vuelvo a ver a muchos conocidos que hace tiempo que no veía.

Hoy mis alumnos tocan su recital de primavera. Algunas cosas del repertorio que están empezando a tocar no son fáciles: la partita III de Bach, la I para chelo transcrita para viola, un concierto de Rode, de Bériot, la sonata "Primavera" de Beethoven, Ten Have. Un trío de Badings también.
Grace ha compuesto su primera melodía, algo muy sencillo para lo que escribo una segunda voz. Algo que se convierte en único. (Grace tiene siete años.)

La importancia de vivir lo que vives y hacerlo significativo.
No podría ser de otra manera.

10 comments:

Irreverens said...

Y a mí me parece que tú tampoco sabrías/querrías que fuera de otra manera.
:)

¡A disfrutarlo!

leo said...

Precioso, Raquel.
Aceptar lo que hay, vivir de manera sencilla e intensa.
Yo también creo que no puede ser de otra manera.
Un besote.

Raquel said...

Irreverens,
así es. Siento que lo tuyo también lo quieres como lo vives.
Un besote

Leo,
es lo que tenemos, lo que buscamos y construimos así que mejor que lo vivamos así, ¿no?
Un abrazo grande

Julia Ardón said...

dámele un besito de mi parte a Grace.

Juan José said...

"la importancia de vivir lo que vives y hacerlo significativo".
Es dificil para mi en este momento, pero siempre he vivido asi, sin saber que lo hacía, si no te leo.
Es dificil ahora porque las circunstancias son dificiles para significarlo.
Juan

dintel said...

Me encantaría componer. La música es mi deseo pero no mi fuerte. Envidio a esa niña que está creciendo entre notas.

Raquel said...

Julia,
se va a poner toda contenta.

Juan José,
lo sé. Mucho ánimo. Eso es lo más importante.
un abrazo

Dintel,
compones verdaderas maravillas con tus palabras, partituras de sonidos galantes y llenos.

JESUS y ENCARNA said...

Buenos dias de nuevo.
Te dire: Imprescindible tu labor,
es enormemente bello ese trabajo,
lo se, nuestra hija Alba esta en el mismo cometido.
Ayer le decia una de sus alumnas, que si se marchaba ella, se les vendria el mundo encima, comento esta frase de la ñiña de 6 añitos, porque llego a casa con la cara iluminada, nos decia que nunca le habian dicho eso. En fin, todo un acontecimiento familiar....
Saludos musicales.
Jesus

Espectadora said...

La música dice tanto o más que las palabras. Bonito post.
Y aunque la añoranza asome de vez en cuando, piensa que allí estás haciendo una muy buena labor y eso tiene que ser muy enriquecedor para ti.
Besicos raquel

Elèna Casero said...

¡qué te voy a decir que tú no sepas!

¡qué te voy a decir de tu labor, si a mí me parece magnífica!

El pasado sábado dio un concierto la orquesta de cuerda de mi banda de música, chicas y chicos batallando con violines, violas y chelos. Todos estudiantes aplicados. ¡y da un gozo verlos!
Tocaron el Concierto para dos trompetas de Vivaldi (mi hija Laura y su compañero de filas a los metales)
Después la Primavera. Y luego una Suite de Bach con dos oboes y un fagot.

Y la transmisión de la emoción.

Mis felicitaciones a Grace. Un besazo por tu labor