Monday, May 12, 2008

Es primavera

Esos primeros verdes son apasionantes,

la vida resonando con ímpetu, el embrujo con una fuerza imparable

y casi conmovedora,

el ciclo del renacer tendido a un nuevo abismo

vestido en confianza y generosidad

Le perdonas a Madison un poco del frío y largo invierno

y te conviertes en persona más benevolente

mientras las manos se te llenan de juego y florecer de alegrías

y risa

Es primavera

y nada detiene sus pasos

11 comments:

dintel said...

Creo que tus fotos me crean adicción y si encima las acompañas con esos sutiles comentarios, de aquí no voy a poder despegarme nunca. Musicas la vida a tiempo de fotos y con compases de palabras. No das tiempo al calderón. ;)

Irreverens said...

A mí me encantan las primeras hojitas de los árboles, con ese verde centelleante donde los haya.

¡Qué maravilla!

Y tienes mucha razón con lo de que el inicio de la primavera nos vuelve algo más benevolentes.

Besotes

Peter Pan said...

Espectaculares Raquel. La vida ha vuelto a brotar con toda la fuerza de cada año.
Un abrazo
Peter

Escriptorum54 said...

No sé por dónde empezar después de haberme leído todos los comentarios de días anteriores.
Después de haber visto las imágenes y entrarme unas ganas inmensas de visitar el lago Tahoe.
Después de haber visto las imágenes de músicos, fiestas, personas amables, niños con zapatillas rojas y zapatos de baile.
Y después de haber visto renacer la primavera tras un duro invierno.

Un beso. Ha sido un viaje fascinante.

leo said...

Esta primavera de Madison en tus fotos tiene efectos sedantes.
Todo es un renacer.
¿Por qué nos empeñaremos en no ver la belleza tantas veces?
Mil besos.

ISOBEL said...

gracias, gracias, gracias, gracias y mil gracias, no sabes lo que necesito tus imágenes, que a veces cuando veo al fondo de la calle algo que se supone que es naturaleza, me entran ganas de llorar, besos

Raquel said...

Dintel,
tú bordas tus comentarios. Gracias preciosidad.

Irreverens,
no sé si es ternura o vida contenida en esos primeros verdes. Agua y sol son la fórmula para esta vegetación de Madison que estalla en esta época del año.
Besos!

Peter pan,
parece mentira que sea la misma que hace poco más de un mes, ¿no?
Los ciclos... ay! sabia naturaleza
Un abrazo

Escriptorum54,
qué bueno. Tal vez ese viaje llegue más pronto de lo que te imaginas, ¿¡quién sabe!?
Tus cuentos también son un viaje fascinante.
Besos

Leo,
tú sabes verla y creo que muchos de nosotros también. A veces se nos empañan los ojos por el cansancio o los agobios pero está siempre ahí y paciente nos espera.
Mil pétalos para ti.

Isobel,
color y luz, sí. En las ciudades con más cemento hay que buscar eso un poco más pero si lo seguimos pidiendo y buscando va a llegar. Vas a ver.
Una abrazo

Tawaki said...

Vaya sinfonía de colores, amiga.

Un abrazo.

Raquel said...

Tawaki,
así está Madison ahora. Es impresionante. Las lilas floreciendo, los manzanos y arces... Un lujo (para compensar el blanco del invierno).
Un abrazo para ti también

banderas said...

Desde luego no hay duda de que la vida vuelve en todo su esplendor a Madison (WI)... ¡y de qué manera!

Tus fotografías son absolutamente deliciosas, pero es que esos manzanos dicen cómeme... o casi. Se ve que la tierra ha absorbido bien toda esa nieve y ahora tiene reservas para rato... no como aquí, que andamos entre las sequías y las inundaciones... pero todo junto y revuelto... sin poder saber qué ropa poner o quitar... con el armario siempre en un eterno entretiempo... y así vienen los virus que vienen, claro.

Biquiños ;-)

Raquel said...

Gracias Banderas,
cuidate, que te necesitamos sano y salvo para correr el próximo maratón.
Besos