Thursday, May 22, 2008

Vislumbrar

Hoy, en ese hermoso paseo que al fin hemos dado, te desahogas un poco y me cuentas de tu mamá, el susto, el desvarío. Llevo toda la semana viéndote triste pero hasta ahora no he sabido todo lo que había ocurrido. Por fin entiendo un poco más tu aire ausente y esa nube que te roba pensamientos. Creo que sabes que esa nube va a estar ahí todavía un rato. No me canso de decirte que tienes que ser fuerte pero creo que tus lágrima empiezan a desafiar al dolor mientras poco a poco abandona el silencio y la locura de sus infinitas espirales.
Cuando algo central en nuestras vidas se tambalea, el equilibrio de nuestras coordenadas se resiente. Cuesta sostenerse entero, despierto, alerta. Sin embargo, tendemos a buscar equilibrios y estabilidades y aunque ahora la tuya no exista, el desasosiego y lo inestable siempre dan paso a otras etapas más calmadas. Algo se ha roto y ya nada volverá a ser como fue pero nuevas fases hacen significativas otras formas y alimentan otros rincones que también nos hacen falta.

He estado dudando en traer estas fotos de hoy. Pensé que esa conversación no tenía mucho que ver con las imágenes. Luego he pensado que sí, por esa renovada fuerza de la tierra y de la vida, la que me dice que somos capaces de atravesar puentes,

vislumbrar cierta elegancia para aligerar esfuerzos

y alzarse como este árbol que ya tiene 219 años

y que no se cansa de extender sus brazos recorriendo otros,

o como este otro que, aunque desnudo, una y otra vez se levanta y comparte sin miedo su altura


Voy pensando en ti por el camino a casa. Este pequeño árbol con sus florecillas un poco ajadas recoge la conversación y retoma la espiral: un poco cansadas sí, pero vivas.

13 comments:

Irreverens said...

¡Son tantas las cosas que nos conforman!

Cualquier suceso puede alterar nuestra rutina, nuestra brújula interior, nuestros anhelos.
Quizás sea ésta una de las lecciones de vida más difíciles de asimilar... quizás.

Besotes y mucho ánimo a quien corresponda.

Raquel said...

Sí. Tienes mucha razón. La mamá de esta amiga está empezando a tener demencia senil pero además, la semana pasada tuvo un pequeño ataque cerebral.
Besotes para ti también madrugadora. (Ya me voy a la cama)

only said...

Preciosa entrada, Raquel.
Envío ánimos a tu amiga y un abrazo para ti.

leo said...

Qué maravillosa, sensible, empática entrada, Raquel. Tu amiga debe sentirse afortunada de tenerte. A mí, al otro lado del mundo, me ha hecho mucho bien leerte hoy y me siento muy afortunada de haber tropezado con tu blog.
Un abrazo. Grande.

JESUS y ENCARNA said...

Terrible lo de tu amiga, pero, ante estas cosas no somos mas que meras marionetas en manos de un destino que no podemos evitar, cuando pasa, pasa y solo hay que ir asumiendo las nuevas situaciones para no hundirnos y tener todas las fuerzas para ayudar a esas personas tan queridas que nos necesitan.
Tu blog es precioso, esas fotos y esos escritos tan llenos de sensibilidad.
Gracias por tu comentario en el nuestro
Besos
Encarna

winfried said...

Muy buen post Raquel!! Eso es lo bonito de tener buenos amigos que estan ahi por uno, que sufren cuando uno sufre y se regocijan cuando uno esta contento!

Kisses

JESUS y ENCARNA said...

Buenas tardes Raquel.
Estoy contigo, cuando hay un buen amigo que nos necesita, como minimo estar s u lado para infundir fuerzas y confianza, o simplemente estar. Hay cosas y casos en esta vida que no tienen grandes soluciones, si no mas que paciencia y respeto.
Fuerte abrazo para ti y tu amiga,
aqui estamos para confiar.
Jesus

Juan José said...

Buenas noches Raquel, tus entradas me hacen sentir bien, gracias y buena suerte.
Juan José

Julia Ardón said...

De accidentes está conformada la vida. Cosas que se mueven...lo decis muy bien.
Qué belleza de texto y qué hermosas las fotos.
Dulce Raquel...¿ qué sería de internet sin vos?

nina said...

You're off soon, right? I'm happy to see these photos of Madison at its best. We have to remember the flowers, the sun, the ducks, when winter seems interminable.

Raquel said...

Hola Only,
justo coincide esta entrada con la tuya sobre la muerte de Iñaki Ochoa.
Hay días y semanas en l@s que siento que una misma onda anda recorriendo las inquietudes de personas que conozco. A veces pasa.
Un abrazo

Leo,
eres una ternura. El equilibrio de la entrega y el ser sensible y/o vulnerable te ayudan a verlo las personas cercanas y con las que convives. Es una búsqueda para todos. En momentos más críticos es cuando incluso podemos ver mejor al otro y a nosotros mismos.
Un besote

Encarna,
muchas gracias. La vida nos enseña y nuestra naturaleza no sigue empujando a seguir. Sabemos que no puede ser de otro modo y tener a alguien cerca, tal y como dices, ayuda muchísimo.
Un abrazo

Winfried,
tienes toda la razón. Es especialmente cierto cuando vives en lugares donde tus amigos se convierten en la otra familia. Home away from home.
Besos

Jesus,
sí, eso es. Muchas gracias también a ti y un abrazo

Juan Jose,
me alegro mucho. Todos nos podemos sentir identificados con este tipo de cosas porque las enfermedades van y vienen y muchas veces nos tocan muy de cerca. Ánimo para ti también.
Saludos

Julia,
qué exagerada... :-)
Pues todo seguiría igual y sería yo la que echaría de menos la pasión de tus escritos y tu forma de entregarte a la vida.
Un besote grande

Nina,
Two weeks from now. It's coming very soon. I have lot's to do until then but I'm really exited about those two trips during June.

You know that these colorful images won't help us through the stupid and stubborn long, bittern and cold winters. (Can't even think about them right now.) But there is that hope. We'll do better the next one.

So happy thinking of you in Brittany. It's so beautiful...
xxx

Luis López-Cortés said...

Precioso y sentimental texto. Ayuda a recapacitar sobre aspectos de la vida. De nuevo gracias.

Raquel said...

Gracias Luis.
Creo que es algo que lo tenemos muy presente siempre.
Un abrazo