Saturday, December 08, 2007

Resolutions



No sé por qué nunca me ha gustado eso de las resoluciones del año nuevo (the new year's resolutions que tanto dicen por aquí), aunque a menudo miro atrás y recapitulo, escucho lo que ha pasado en los últimos meses, repaso lo que el corazón me dice, lo que el deseo me dicta, lo que la necesidad me impone, y poco a poco va apareciendo una lista de ganancias y pérdidas, vitorias y derrotas. (No es exactamente así porque no me gustan las listas para ese tipo de cosas. Claro que otro tipo de listas no me importa e incluso las necesito.) Y miro adelante. A veces alguna resolución llega de golpe pero creo que casi siempre van llegando como viene el hacer y la vida, día a día.
¿Recapitulamos cada vez que termina un periodo de nuestas vidas, un trimestre, un año, un verano, un invierno? Tal vez sí. Tal vez sólo a veces. No sé si podemos generalizar mucho acerca de nuestras vidas. Cambiamos constantemente y, aunque nos definen patrones de comportamiento, no siempre funcionamos de la misma manera.
Desde finales de agosto hasta ahora, mi vida ha estado marcada por ser de nuevo estudiante en la universidad, viajes para un par de conferencias, clases de violín, ensayos y algún que otro concierto con uno y otro grupo. No he podido pasar mucho tiempo con mis amigos, ni ir al gimnasio tan a menudo como antes. No he podido cocinar con tanta calma y sólo he leido textos para las clases que he tenido. Apenas si he leido en español.
Parecen ser muchas pérdidas. ¿Ganancias? Todavía no he hecho el recuento.

9 comments:

leo said...

Estoy segura de que, en cuanto te pongas a ello, encuentras un montón de ganancias. Aunque tal vez no fueran las que esperabas. Aunque se escondan un poco.
La verdad es que hacer ese balance es peligroso.
Besotes.

Raquel said...

Mi querida Leo, ojalá todas las pérdidas fueran así, ¿no? Sí, las ganancias también están ahí pero como tú dices, esos balances son peligrosos. Por eso, ese repaso leve es eso, somero.
Un abrazo y gracias

banderas said...

Yo suelo vivir el día a día sin más. El año pasado hice, más por necesidad física que otra cosa, el firme propósito de cambiar de trabajo fuera como fuera... y lo he conseguido, así que doy por bien aprovechado el año. No había pedido más.

Este año que viene dudo que me plantee propósitos más allá de los estrictamente atléticos: correr mi primera maratón... que espero sea la que tengo en mente (eso me daría muchísima satisfacción).

Por lo demás, espero seguir disfrutando de mis querid@s "blogueir@s" favorit@s. Ando pelín callado por culpa de la "placa base" de mi ordenador de casa. Estoy deseando tenerlo arreglado... se os echa mucho en falta. Por cierto... hermosas entradas sobre nevadas... y ¡qué gorda está la ardilla!

Bicos ;-)

elita said...

Más vale mirar hacia adelante con lo de atrás bien aprendido. Tomarse las pérdidas como una parte de la próxima ganancia...

Un abrazo.

Tawaki said...

Cualquier momento es bueno para hacer balance y para pensar qué queremos hacer con nuestra vida, pero es difícil sustraerse a la atracción del final de año.

Siempre hay que mirar hacia delante, con el bagaje del pasado a nuestras espaldas, pero sempre hacia delante.

Un abrazo

Raquel said...

Banderas, ya te estaba echando de menos. No sé los que es "placa base" pero ojalá que puedas volver a tener tu ordenador pronto.
Un besote

Elita y Tawaki, sí, muy bien dicho. Mirar adelante siempre me mantien en pie.
Un abrazo grande para los dos

Viguetana said...

Siempre hay ganancias, pero a veces tardan más en materializarse que las primeras pérdidas.
:-)

Besos

banderas said...

Querida Raquel, la "placa base" es algo así como la chapa llena de circuitos donde se ensamblan todos los componentes del ordenador: el disco duro, las diversas unidades (CD, DVD, disquetera) y periféricos (escaner, impresora, pantalla), etc. ... en un cuerpo humano sería algo así como la columna vertebral... vamos, casi ná... que tengo el ordenador hecho una piltrafilla... a ver si me encuentran una que me valga, que en esto de la informática hacen cosas muy raras.

Bicos ;-)

P.D. Sobre pérdidas y ganancias... haber encontrado bloggers como tú, como Mariano o como Vitruvia o Viguetana es una buena ganancia.

Raquel said...

Viguetana, sí, siempre hay ganancias. Tú lo sabes de sobra ahora que el tiempo te vuelve a faltar por la universidad. Te roba algo, te da mucho. No hablo sólo de lo que se pueda aprender estudiando (que siempre lo hacemos estemos o no en una universidad) sino de lo que cualquier situación que representa un cambio en tu vida trae. A estas alturas, no cambiaríamos por cosas que no trajerhe alargado mucho)
Un abrazo

Banderas, gracias por esa información y gracias por tan bonita posdata.
Un abrazo grande