Wednesday, April 30, 2008

Parabienes y felicidades

Mamá, hace un año celebramos tu cumpleaños en Sesimbra, ¿te acuerdas? Ya hace días que llevo recordando todo el viaje, el fin de semana tan especial que tanto disfrutamos. (¡Cuánta alegría y claridad en ese recuerdo!)
No sabes cómo me gustaría estar contigo ahora. Ya anoche quería llamarte y esta mañana todo el despertar ha sido para tí, el primer pestañeo, un abrazo sin límites. Muy cerca de ti.
Escuchar tu voz ilusionada ha sido todo un regalo. Ese regalo me dice de tu fuerza, tu generosidad, tu tesón y más que nada, ese querer tan grande que nunca se te agota y del que nunca hay escasez. Afortunadamente para todos nosotros, lo hemos sentido desde siempre y sin retrasos, lleno.
Hoy no puedo sino contarte todo esto desde lejos pero sabes que estoy muy cerca, que mi vida no sería la misma si no estuvieras ahí y si no sintiera que tu presencia me da vida y fuerza, que no pasa un día sin que me siente junto a ti y entrelacemos conversaciones, sueños, pensamientos, recuerdos. No pasa un día sin que anticipe el encuentro.

Llevas en tí la mariposa más radiante y la sonrisa más transparente. Parabienes mamá. Muchísimas felicidades. Es tu día. Que la vida nos siga dando días para seguir queriéndonos y mirar al destino desde tus ojos grandes y la verdad de tu mirada.

Tuesday, April 29, 2008

Loco-tiempo-loco

Desde siempre me han gustado los primeros días de primavera, despertar al sol, a la luz coqueteando desde la ventana, a los días que se estiran y que dejan más huecos para jugar entre sus rincones.
Ver cómo todo brota me sigue asombrando, sentir el interior, la urgencia, la gala de colores que se despliega.
A pesar de algunos caprichos y sustos como éste que ayer nos dejó doña primavera,

la luz que el sol tardío de hoy dibuja me deja saber que es ella

Ese verde y esa luz son fuerza y claridad, despertar,

intensidad que nada niega


Como esa luz, así son estos días: cambiantes, delicados, elegantes, apegados a la tierra, tenaces.

Monday, April 28, 2008

De Madison a Wisconsin Dells (3): lo bucólico y lo satírico

¿Cuanto más grande mejor, como en Texas? Quizás para Wisconsin Dells y para esa imagen que se ha vendido al mundo entero de lo que Estados Unidos es, que existe pero que no es la única. Hay otra gran parte del país que es vital y vive de forma muy distinta.

Estados Unidos, el contrate, lo más artificial y lo más ecológico y orgánico, quien más derrocha y más recicla, quien más consume y más regala, quien lucha todas sus guerras fuera de su territorio y quien organiza las más encarnizadas manifestaciones por la libertad y la no violencia, sí go green (que no green go, gringo). ¿Cómo combinar todas esas ironías y contradicciones?

Hoy termino esta trilogía con las últimas imágenes del recorrido. Estos campos

en su silencio

y fluidez

me dejan confiar en que somos muchos los que entendemos que el respeto es una cualidad esencial para la convivencia


Me quedo con el Wisconsin verde, el que espera el calor venidero para plantar la próxima cosecha

Mientras, el sol va cayendo léntamente

y la tierra se siente querida recogida en su propio regazo

Sunday, April 27, 2008

De Madison a Wisconsin Dells (2): lo bucólico y lo satírico

Pues sí, Wisconsin Dells es ese lugar que unos diríamos que es gringolandia pura y que un bogotano tal vez diría que es cacreco (algo hortera, sin gusto). El culto a lo artificial, lo gigantesco, lo masivo.
En esos hoteles y complejos turísticos me imagino a mexicanos (tal vez algún asiático también) trabajando en cocinas, sirviendo mesas, haciendo la limpieza, en la lavandería. (Los mexicanos no sólo han sido clave en la reconstrucción de Nueva Orleans después de Katrina: las manos fuertes son de ellos, el aguante, los días de 10 horas, 6 días a la semana son de ellos también. Y el señor Bush y la derecha conservadora insisten en levantar el muro y echarlos. ¿Quién va a seguir haciendo los trabajos que nadie quiere hacer en este país?)
Pero ahí está Wisconsin Dells, nacida de la nada. ¿A cuántos campesinos echarían de sus tierras para construir la carretera que la une con Madison? Hablamos de eso en el camino porque E. conoce bien la zona. ¿Qué interés movería al por aquel entonces gobernador Tommy Thompson? ¿Un hotel en la zona? ¿un apartamentito? ¿un campo de golf?

Pero ahí está, el negocio del siglo, los restaurantes, el Mac Donalds más grande, el coliseo

y el caballo de troya,

la White House al revés con su Top Secret

y el restaurante mexicano con ese twist que no podía faltar

Como podrán ver, la oferta es variada

lo crean o no lo crean


De regreso a Madison, el sol escondiéndose pone otra pincelada tragicómica a las cosas que vuelvo a fotografiar porque todavía se me hace dantesco (sí, tantos años aquí y sigo sin acostumbrarme a esas cosas). Vuelvo a ver la Casa Blanca,

el caballo de Troya,

el coliseo,

y esa limusina para la que no hacen falta comentarios

Todo un peligro.

Saturday, April 26, 2008

De Madison a Wisconsin Dells (1): lo bucólico y lo satírico

Así es Wisconsin en esta época del año, aún el verde exuberante no viste los campos y las huellas del invierno todavía están presentes. Aunque los colores son de primavera, se sienten.

El post de hoy es una especie de "road trip", éste y los dos siguientes: un viaje de Madison a Wisconsin Dells, una pequeña ciudad a una hora y cuarto de Madison, el Vegas de Wisconsin, la ciudad que ganó vida con los parques acuáticos y los complejos hoteleros construídos alrededor con toda una oferta turística específica dirigida y bien vendida.

Por eso lo bucólico y lo satírico del título del tríptico. El contraste, uno más de los muchos que abundan en este país. (Los contrastes siempre parecen ser un poco más exagerados aquí por las dimensiones mismas del país pero creo que los contrastes existen en todas partes y definen, en muchos sentidos, algo muy particular de cada lugar.)

Las fotos están hechas desde el coche, el reflejo del cristal asoma en algunas y no están retocadas digitalmente. Mueve la barra para ir por la carretera e ir de una a otra granja, todo ese orden, los horizontes abiertos y extendidos, la falta de gente...

Friday, April 25, 2008

Entre lluvias y gotas de música

Despierto y es como estar en medio de la noche. Todo demasiado oscuro y la lluvia cayendo como si no quisiera guardarse nada. Madison no lo ha sufrido tanto pero el daño de lluvias y tormentas de esta noche se ha dejado sentir en la zona.
A media mañana vuelve un poco de luz, las flores abriéndose de nuevo. Debe ser primavera, me digo

Recibo los cambios con gusto y curiosidad.
Con la noche vuelve la lluvia y la tormenta. Veo las gotas en el cristal y las dejo ahí, no quiero utilizar el parabrisas hasta que realmente ya no puedo ver.

La primera parte del concierto ya ha terminado. Podía haberme dado más prisa pero en realidad, sólo quería escuchar la 6ª sinfonía de Tchaikovsky dirigida por Spivakov. Verle dirigir es un lujo: elegancia y emoción, el gesto preciso y natural. Mucha pasión


Y esa sinfonía llamada también "Patética", la última que Tchaikovsky escribió, mejor escucharla en un buen equipo de sonido. La versión de la Orquesta Nacional Rusa me gusta mucho pero hay otras muchas que merecen la pena. Aquí está el 1º movimiento por la Filarmónica de Berlín dirigida por Karajan

Thursday, April 24, 2008

En dos tiempos

Dos por dos, ayer y hoy,
dos secuencias, dos momentos
don pato mientras nada

y la luz durmiendo


Tres por tres, un pájaro, una rama y un atardecer


Hace casi un año fotografié ese mismo lugar, ese árbol, ¿ese pájaro?. Haz click aquí si quieres ver el paseo completo o mira la siguiente foto, la de hace un año

y la de ayer

¿El mismo pájaro en el mismo árbol? ¿La misma curva del lago? (bizarre, curioso, qué extraño, cool, are you serious? is it for real?)

Esta es la última foto de hoy

mientras pienso que estáis conmigo ahí en ese momento en el que todo y nada pasa a la vez. Un acorde. Silencio después. Entender que cada uno de nosotros tiene una vida rica y llena, comprender que enriquezco la mía mientras os acercáis y me dejáis saber que estáis ahí, que entre todos creamos.
A mi lado pasa un grupo de ciclistas, gente corriendo, gente paseando. Estoy ahí contemplando esa escena, embriagándome de aire templado y escuchando mis pensamientos.
Me dicen que últimamente estoy pensando en este blog, en estas entradas cotidianas que a veces dicen y otras no, como nuestros días, los anodinos y los otros. Pienso en quienes me leen en silencio y en quienes lo hacen en voz alta. Siento su presencia. Igual que cuando leo un libro y me imagino a los personajes, les pongo cara, les visto o les pongo tono a su voz, así me voy imaginando a los amigos virtuales. Sus voces me resuenan con fuerza, les reúno en ese atardecer y jugamos a entendernos sin pronunciar una palabra.
Luego sigo el camino y vuelvo a casa. Es tarde y queda mucho por hacer. ¿No sería más fácil hacer esto mañana? Es sólo un rattito, quiero estar con mis amigos para cuando se despierten por la mañana y dialogar de esa otra manera que aún no sabemos cómo llamar.

Wednesday, April 23, 2008

Calma

Después de un día largo, sólo estas imágenes de la calma

espacio abierto por donde deslizarse sin prisas

o contemplar

abriendo otras alas

sin romper el silencio de más allá

Mientras atardece, el parque y el lago se transforman en un espacio único. No hay alboroto. La placidez parece acallarlo todo y convertir cualquier rumor en hilillo que fluye formando parte del agua, haciéndose silueta, transparencia en el aire.