Thursday, May 17, 2007

En el paseo

Es tarde pero aún debe quedar un poco más de una hora de luz. En la bicicleta, el viento se siente frío, no es el de sotavento que empuja sino el de barlovento, el que viene en contra.
La calma del final de la tarde ya ha asomado, cierto silencio, rumores, otros sonidos, un hilo de conexión diferente con todo lo que te rodea. Mira, se siente la pausa en quienes caminan, en los que pasean a los perros también. Ciclistas y corredores, jardineros de última hora, pocos niños ya. Aún hay claridad para escuchar los azules de las flores

Hoy busco luces. No es a menudo que puedo salir a estas horas del día cuando la luz es más caprichosa y escurridiza. Nada más entrar en la carretera retirada, esa luz destila verdes y dorados en los reflejos de un sol que ya empieza a descender

Voy despacio. Quiero disfrutar de estos olores, de esta viveza que a cada paso se siente. Me paro al sentir el olor de las lilas, algunas ya olvidando su flor, otras en plena certeza

Camino entre ellas, sigo su rastro y acierto a regresar al camino. Verde intenso y violetas acariciando el contraste

Me envuelven. Me arropa también el cerco de verde y me asombran esas siluetas, los troncos y ramas caprichosas, exuberates

No sólo los oleres envuelven. También son los sonidos, ese diálogo de pájaros, patos, gansos, pájaros de cola roja, de alas naranajas, pájaros junto al agua de juncos y reflejos,

seduciendo al silencio,

desafiando la desnudez

Paso tiempo ahí, junto a esos juntos, escuchando, mirando.
Cuando el sol casi se va,

reinicio el camino. Al final de la vereda, desde el puente, el atardecer se enmarca

y suave y amable

acompaña y realza al árbol que parece posar en su serena estabilidad

He de darme prisa si quiero llegar a casa antes de que se haga de noche. Pedaleo sin descanso. El viento sólo se siente templado al final del camino. Estoy pensando que el día me ha regalado esa hora un poco mágica, una más de esas pequeñas cosas dulces e inesperadas.

6 comments:

kocordero said...

Hey Raquel,
my eyes are blurry and i'm going to bed now but i had to let you know how beautiful the photos are!

you have a true gift - you make madison look enchanting! i suppose the springtime helps with that too.

we also started planting our flowers and were interrupted by the rain - i'm going to try to get some more planted before we see you tomorrow - or should i say - later today! bon nuit....kathleen

Rafael said...

“En el rocío de las cosas pequeñas, el corazón encuentra su alborada y se refresca”
Khalil Gibrán.

Raquel, ¿me puedes dar algún consejillo, de abertura de diafragma, de velocidad de obturación, o cualquier otro para obtener esas magníficas fotos del sol crepuscular, o te sale así en automático?

Javier Menéndez Llamazares said...

Qué solo aquel pájaro, encaramado en las ramas desnudas, mirando al horizonte como si contemplara el ocaso. Y detrás, la mirada que capta el instante y nos regala ese contraluz, que es casi como estar allí, contemplando el mismo cielo, sabiendo que antes o después habrá que pedalear sin descanso. Pero postergando un poquito más la partida.
Yo no sé cómo es Madison, si uno debe detenerse a cada paso para agradacer los dones de la naturaleza, si todo está tan quieto, tan en su sitio...; pero ese lugar que aparece siempre en tus fotos —y que no sé si es real o es una proyección de ti misma—, ese lugar rezuma armonía.
Lástima de bicicleta —y de 20.000 kilómetros— para poder reflexionar, siquiera dos minutos, detrás de ese pajarillo solitario.

raquel said...

Kathleen,
I finished planting the pansies yesterday morning. They look good and I am taking care of them like little babies: I bring them in every night so they won't catch a cold overnight. And yes, defenitely, it helps when it's spring and Madison is full of generosity, green, lash...
I love it!

Rafael,
esas fotos las hago en automático, buscando el ángulo para recoger sólo la suficiente luz del sol y pensando en el equilibrio de las formas que van a dar el claro/oscuro. Suena complicado pero no lo es. No sé cómo explicar esto pero para que la luz no entre toda de golpe, busco la luz de una parte oscura que esté en la foto (enfoco el suelo) y luego encuentro el sol y su reflejo.
Pero en otro momento te digo la apertura de diafragma que utilizo y la velocidad cuando lo hago manualmente. Apenas si utilizo la cámara de forma manual y se me olvidan los número. Me acabas de dar tarea.

Javier,
Madison tiene unos 200.000 habitantes. Es una de esas ciudades americanas que con ese número de habitantes tiene un centro pequeño alrededor de una calle larga (State Street) que desemboca en el capitolio (todas las capitales de estado tiene un capitolio como el de Washington D.C) y un área suburbana considerable. El campus universitario (unos 40.000 estudiantes) es parte del centro, al igual que una zona de apartamentos que crece a marchas forzadas porque muchas de las ciudades como Madison (progresistas, universitarias, comida ecológica, no a los republicanos, no a la guerra, sí a todas las posibles luchas en favor de vida saludable, derechos de la mujer, no a cualquier tipo de homofobia, sí a cualquier actividad para recolectar dinero para causas justas, etc.) están empezando a darse cuenta de lo poco efectivo que es el diseño de "ciudad americana": casas grandes, uno o dos coches por familia, millas de distancia para llegar a los lugares de trabajo, quitar nieve en invierno, cortar hierba en el verano, en fin.(Aunque los apartamentos en el centro son tan caros que sólo aquellos con tal y tal salario pueden permitirse comprar o alquilar allí su "condominio").
Madison tiene rincones maravillosos y muchas "rutas verdes" para caminar, correr o ir en bicicleta. Últimamente he ido bastante al arboretum, a ese parque que aparece en las fotos y que por eso lo estás viendo a menudo. Y así es, como si fuera perfecto. Es un parque grandísimo que está en medio de la ciudad y que conecta con el lago Wingra, uno de los lagos pequeños que rodean a la ciudad. Madison está en un istmo entre dos lagos grandes, Mendota y Monoma, y otros más pequeños alrededor. En primavera y verano, todo está verde y es idílico (aunque a mí me guste más el idilio menos ordenado y planificado de los paisajes verdes españoles--como tu Cantabria, por ejemplo--). Mira, aquí ves los dos lagos grandes y el lago Wingra cerca del University of Wisconsin Arboretum (http://www.google.com/maps?q=Madison,+WI,+USA&sa=X&oi=map&ct=image)
Y aquí, el recorrido aproximado del paseo en bicicleta (más o menos)
http://www.google.com/maps?q=Madison,+WI,+USA&sa=X&oi=map&ct=image

Pero también hay zonas pobres y maltrechas. Es sólo que las fotos no han llegado ahí todavía.(Tú también me acabas de dar tarea)

Tawaki said...

Soberbias. De los mejores contraluces que he visto en mucho tiempo.

Raquel said...

Gracias Tawaki. La verdad es que la imagen estaba así, tal y como la ves. Es curioso visitar de nuevo este post ahora que tú lo comentas.