Monday, December 18, 2006

Entre profesiones, antojos, platillos y sabores


No es que esté buscando un cambio de profesión. Pero hay muchas que se antojan. ¿No sería bueno tener uno de esos programas de televisión en los que vas viajando por el mundo, documentando culturas culinarias, probando comidas y bebidas en los más variados y pintorescos escenarios -desde lo más humilde a lo más exquisito-?. Claro que de hacer un programa así, ha de tener personalidad, el relato debe ser interesante, amena la historia, y lo más cercana posible a la realidad. Ahí es donde entra el juego quien hace el programa, sus gustos, sus ambiciones, intereses, intenciones, su ingenio, timidez o atrevimiento. (Y como en todo, el gusto también del productor, el guionista, el presupuesto del programa, la audiencia. En fin, ese otro sin fin). Pero sí, de hacerlo, que sea tan entretenido como "No Reservations" de Anthony Bourdain en Travel channel, o "La ruta del sabor" de Miguel Conde en el Canal Once de México. Exóticos destinos por donde se pasea Bourdain, un México de pueblos y ciudades de a pie por donde se pasea Conde. Cualquiera de los dos, sabores de autenticidades (o al menos de algo que parece ser auténtico en este momento), de personas en sus cocinas, las que te cuentan cómo preparar platillos sencillos o complicados, con medidas exactas o medidas aproximadas de esas de "a ojo", "un puñito", "un manojo" o "un pellizco". Cocinas y espacios desde donde te cuentan esos pequeños trucos que se aprenden con el tiempo y la experiencia, por qué sin apurar la ralladura del limón, por qué algunas especias lo más molidas que se pueda entre las manos, por qué airear eso o aquello, por qué el barro, o un molcajete y no una licuadora.

Riqueza culinaria, en cualquier rincón del mundo. Maravilloso. Historia y cultura a través de ella. Infatigable. Recreadora. La sabiduría de las manos en sus afanes, el sabor, el deleite en el proceso de cualquier aventura culinaria, viajando o sin viajar.

No comments: