Wednesday, September 05, 2007

Aquí y allá

Las fotos de hoy sólo le encuentran un pequeño detalle de cercanía a la mirada de ayer. Vuelve a ser un día de sol, despertar temprano, recibir el saludo de quienes serán tus compañeros de muchos días, comprender que nuestras miradas son un poco más sinceras y entregadas que ayer.
En el edificio bajo esta torre es donde comienzan mis mañanas

Bajando la colina vuelvo a encotrar Music Hall

aunque al darme la vuelta, Bascom Hall refleja todas las luces del día

Al final de la colina encuentro el edificio que tanto me recuerda a los de algunos campus de las películas

y esa casita de brujas un poco más de cerca


Ayer subía la colina, hoy la bajo. Ayer llegaba, hoy vuelvo a partir: voy a presentar un trabajo en una conferencia en Montreal. Los días y las vidas siguen vistiéndose de diferentes colores, lucen su sencillez, se engalanan, ríen, encuentran canicas, las pierden, juegan a vivir rincones, descubren nuevas callejuelas... La espiral sigue siendo vertiginosa. Para muchos de nosotros, por una u otra razón, es así.

5 comments:

banderas said...

Buenas tardes ahí (aquí las 11 de la noche y ahí las cuatro de la tarde). Nada que apostillar a tu hermoso comentario. Sólo decir que es un gustazo ver un campus universitario que lo es (aquí por desgracia suelen ser unos lugares horribles), y desearte mucha suerte en esa conferencia. ¿Es posible que sea sobre la "influencia de la globalización en la música mejicana indígena" o algo así?. Bicos.

raquel said...

Hola Banderas, la 1 en Montreal, las 7 de la maNana para ti. Recuerdas el trabajo que termine en Lagunilla? Si, es sobre el efecto de la globalizacion en los sones mexicanos. (No encuentro ni acentos ni eNyes en este teclado). Si puedo, maNana cuento un poco mas

leo said...

Y tanto que la espiral es vertiginosa... ¿Por qué no cuelgas algún día alguna piececita, para que te oigamos tocar? Qué camino tan bello has escogido.

De lo de los estudios, dudo entre Teoría de la literatura- Literatura comparada y Filosofía. Pero creo que este año aún será de espera y reorganización laboral.

Un besote.

Mariano said...

Insisto, la belleza que te rodea sólo puede traerte cosas buenas.
Besos y suerte con la presentación.

Diarios de Rayuela said...

Coincido plenamente con Banderas, son auténticamente envidiables los cuidados que se les prodigan a los campus universitarios por esos lares, en contraste con lo que por aquí se estila para tales menesteres. Debe de ser un verdadero placer trabajar en tales condiciones.
Un saludo y buena suerte en el curso que comienza.