Monday, September 17, 2007

Lunes


El frío de estos días se fue a esperar a la vuelta de alguna esquina mientras el calor y la humedad hoy retocaron colores y jugaron al despiste.
Lo inesperado confunde rutinas, juega con ellas.
A veces las mima.

7 comments:

Mariano said...

Pues no es mala manera de empezar la semana, dejándose sorprender por los matices inesperados.
Besitos/azos.

Viguetana said...

Ayer, aquí, parecía que había empezado el otoño de golpe y porrazo. Hoy, sin embargo, brilla el sol.
:-)

Besos

raquel said...

Mariano y Viguetana, no me esperaba que hiciera este calor de nuevo. Lo curioso es sentir el aire tan cálido y ver cómo los árboles ya están cambiando de color.
A los dos que os encanta el otoño, creo que dentro de dos semanas va a ser la época para hacerse un viaje a esta parte del mundo.
Besos también para vosotros

banderas said...

Yo nací en primavera, pero como buen aficionado a la fotografía me vuelve loco el otoño. Este año no voy a poder ir a Madison físicamente pero estoy seguro de que te vas a portar muy bien y nos vas a colgar unas fotografías preciosas de esas que tan bien sabes hacer.

Sobre el clima de aquí ya no digo nada... ya lo dice todo Viguetana... pero hoy he estado haciendo unas inspecciones (trabajo) por los montes de los alrededores del Vigo y he visto la Ría como nunca... ¡¡lástima de cámara!!

Bicos.

raquel said...

El año pasado tuvimos un otoño precioso porque no hizo mucho frío y no llovió demasiado. Los árboles fueron jugando ocres, naranjas y amarillos poco a poco. Quién sabe este año!
Y sigo envidiando esas imágenes de ría, mar, costa, monte... ¿una mini cámara en el bolsillo secreto del pantalón?

Besos

Javier Menéndez Llamazares said...

Qué hermosa foto; casi parece un papel de aguas veneciano.

raquel said...

Gracias Javier. Es un trocito de aguas del Nilo. No sé cómo es el papel de aguas. Voy a buscar alguna imagen.
Un abrazo