Wednesday, September 19, 2007

Rutas

Quiero disfrutar el camino en bici. El día está tan bonito que me dejo llevar entre sus movimientos, el fluir fácil que todo parece respirar

Aunque lo parezca, no estoy sola en la ruta. Hay gente paseando, con o sin niños, patinando, en bicicleta, corriendo. Son casi las dos de la tarde y a esta hora está un poco más vacía, pero por la tarde no puedes abandonar tu carril ni jugar a perseguir la línea discontinua

Ésta es mi última parada. Tengo que darme prisa porque si sigo parando no voy a llegar a mi clase

Hoy es mi día largo: maya por la mañana, ahora gamelán y luego ese seminario tan interesante sobre afro-mexicanos. Me queda un rato entre una clase y otra y me acerco hasta el lago. Sigo sintiendo esa calma y levedad. Tal vez sea este buen tiempo, un algo suspendido, el agua, la gente que está ahí y que como yo, parece deslizarse en el momento

Al terminar la clase, decido volver a casa por una ruta nueva, subiendo por la cuesta que va a dar al observatorio

y desde donde se ve el lago con los colores prematuros del atardecer

jugando en su horizonte y aleteando sobre árboles de otoño y lunas tempranas,

sobre las flores también

Cerca de casa encuentro estas espigas que tanto me gustan. La luz no es muy buena pero su textura y sus líneas me dicen que no importa porque hoy abrieron sus alas un poco más

Le digo adiós al camino y pedaleo sin prisa mientras la luz que ya se adormece va dejando una última caricia

8 comments:

Mariano said...

Sigue proponiéndonos estos viajes diarios y te veo acogiendo a un montón de blogueros, petate en ristre.
Besitos/azos.

LA CARICATURA EXISTENCIALISTA said...

gamelán!! escuche canciones inspiradas en ese estilo musical, me pregunto como sonará el idioma

gracias por las fotos, ojala uno pudiera caminar y parar por lugares así para respirar un poco de aire fresco

salute!

Raquel said...

Caricatura existencialista, entra en esta página (http://www.seasite.niu.edu/indonesian/budaya_bangsa/Gamelan/Main_Page/main_page.htm). Ahí vas a poder escuchar un poco de música interpretada por gamelan de Bali (ese es el que nosotros tenemos aquí) y de Java. Es una especie de orquesta a base de metalófonos, gongs y otros instrumentos.

Gracias por el comentario. Te regalo un poquito de ese aire. Está precioso ahora mismo.
Saludos para ti también

Viguetana said...

¡Pero qué pulcritud, qué serenidad, qué paz, qué belleza...!

¡¡Esto es insoportable!! (es broma, ¿eh?)

No me extraña que tengas que pararte a sacar fotos de todo lo que te rodea. Disfrútalo, Raquel.

Besos

banderas said...

Oye Raquel, ¿es muy difícil irse a vivir a un sitio así?... es que por aquí no quedan. Lo mío es puritita envidia.

Con la tierra hermosa y verde que tenemos y la masacramos con construcciones espantosas... es que "me indino" (como dicen por aquí los paisanos).

Bicos ; )

Raquel said...

Viguetana y Banderas, me animan vuestros comentarios. Dentro de poco voy a empezar a sacar fotos de la otra cara de Madison para aliviar envidias.
Pero sí, es una pena que a Galicia, tan verde y preciosa, la hayan maltratado de esa forma.
Un abrazo para los dos. Es jueves por la noche y es como si el verano hubiera vuelto a despertar. Hasta los grillos parecen estar desatados en un concierto estival.

Sir John More said...

Se borró un mensaje que te envié ayer... Jo... Bueno, me quejaba amargamente sobre vosotros, sobre todos los que publicáis delicias de este tipo, porque no tiene uno bastante con tener la estantería llena de libros maravillosos pendientes, que además uno tiene que ver fotos y paisajes tales que a ver cómo se quita uno de las ganas tremendas de ver Madison... Y lo lejos que está... Besos.

Raquel said...

sir john, sólo son ocho horas de viaje Chicago-Madrid y dos y media Chicago-Madison.
La verdad es que Madison está ahora precioso con este calorcito de finales de verano y los árboles cambiando de color.
Tú también tienes muchas razones de plenitud en tus días. Vamos a añadir un trocito de Madison para que eso sea aún más completo.
Un abrazo