Thursday, July 03, 2008

Clandestinidad - Bonitos encuentros en la llegada

Es tarde cuando llegamos a la calle La Palma 49. La puerta aún está abierta y no voy a ver la puerta que estoy esperando ver, pero está abierta y eso significa que los personajes más importantes de la historia están adentro.
Llevo ya tiempo queriendo conocer a Mariano Vega. El 14 de junio no pude estar en la apertura de un nuevo proyecto en el que se embarcó junto a dos amigos, Carlos y Sara (¿Sarah?). Ese proyecto se llama La Clandestina,

una pequeña librería en el tan madrileño barrio de Malasaña. Parece que son muchas las historias que se llevan tejiendo desde el inicio. El lugar se presta para esas historias y sus dueños les dan la bienvenida con mucho gusto, tal y como nos la dan a nosotras. Llegamos en grupo, somos seis, seis chicas, seis hermanas

Ahí está Mariano por fin. Le reconozco inmediatamente

Cercano y entrañable, la conversación fluye y no quiere encontrar un final. No quiere tenerlo.

Bueno sentir la cercanía con Carlos también, un continuar algo de lo que ya veníamos hablando

Siento que La Clandestina es algo más que una librería. Es un proyecto abierto e interactivo, regado con muchas ganas y sazonado con ilusión y esperanza. Si quieres acercarte a todo lo que hacen y quieren hacer, hazlo. Aquí están su blog y su contacto. La Clandestina me recuerda una vez más que sigo creyendo en proyectos que son vida. Llegar hasta allí hoy ha sido la mejor bienvenida. Aún no oscurece cuando nos despedimos. Es Madrid y huele a atardecer de verano en Madrid. Nuevos pasos han entrado a formar parte de nuestras vidas.


21 comments:

ISOBEL said...

y pensar que el martes pase tan cerquita, miedo me da pero ahora tendré que acercarme, besos

sebastián wise said...

querida raquel, la librería tiene una pinta estupenda, de las que ya no abundan

para mí la calle la palma tiene muchas connotaciones, pasé un año estudiando allí, en la escuela de música creativa, y pateé mucho la zona, entre clase y clase, es un barrio muy especial

hace poco estuve por allí, cuando fui a la feria del libro, se come muy bien en los restaurantes de la cercana calle de malasaña, pero por lo que veo, aún no funcionaba la librería

visita obligada para el próximo viaje a madrid
(por cierto, retoca el link, no funciona, te comiste la "l" de librería)

un abrazo

Raquel said...

Isobel,
no te de miedo. Quienes viven adentro te van a hacer sentir fenomenal. Eso es parte de lo que realmente es especial. Además, seguro que vas a tener mucho que contarles sobre cosas de pintura y literatura.

Sebastián,
vi la escuela de música creativa al pasar. (Qué bueno imaginarte ahí.)
A mí también me trae recuerdos la zona. Mi primer violín se lo compré a Solar (tenía el taller muy cerquita de la calle de La Palma) y me gustaba ir por allí cuando iba a mis clases de violín.
Fue bonito llegar ayer hasta allí, especialmente por conocer a Mariano y Carlos pero también por caminar el lugar y volver a sentirte ahí.

¿Tu sabías que las eles son traicioneras? Por eso se escapan con facilidad.
Un abrazo y nos vemos muy muy pronto

Irreverens said...

¡Ay, míralos! ¡jajaja!
Raquel, te mando por email un vínculo con las fotos que hicimos en la inauguración. Te las debemos.
:-)

Oye, lo de las seis hermanas me ha dejado impresionada. ¡Qué bueno que lograrais ir todas juntas!
:D

Me alegro mucho por los clandestinos. Jo, qué bonito...

Besotes y a disfrutar de tu familia y los madriles.

dintel said...

Lo primero que haré cuando pise Madrid es ir a ver esa librería... a respirar profundamente el aire que dejan los libros en las estanterías.

Raquel said...

Irreverens,
las espero, las espero. Fue una de las cosas sobre las que hablamos, quién estuvo, quién no, quién de los blogueros a llegado, la buena onda... Si es que no se puede con gente tan maja.
Alguien me contó de tu sonrisa. (Creo que lo de cascabalillo no está muy descaminado.)
Lo de las hermanas ha sido una coincidencia buscada pero maravillosa. No pasa tan a menudo que nos reunamos todas aquí porque casi siempre lo hacemso en Salamanca. Como ya está casi todo el mundo de vacaciones, las tres que viven en Salamanca me vinieron a buscar. Falta una que es la que está haciendo la foto.
Rico caminar por Malasaña también.
Un abrazo graaande!!

Dintel,
La Clandestina va a ser como un punto de encuentro virtual y real.
En algún momento deberíamos hacer algo para tratar de reunirnos y de alguna forma, canalizar a través de ella los talentos que cada uno tiene. Um... Me gusta la gente que está/estamos a bordo de ese barco.
Un abrazo

JESUS y ENCARNA said...

y ahora en Madrid? visitaré virtualmente La Clandestina!!
Besicos
Encarna

Mariano Zurdo said...

¡Muchísimas gracias Raquel!
Por la visita, por la entrada, por el cariño (y hazlo extensivo a tus hermanas).
Aunque será más complicado, te debo una visita.
Besitos/azos.

Mita said...

Raquel, gracias! Qué bonita es la calle.
Besos

leo said...

Me ha encantado ver esta entrada, Raquel. Pero más me habría gustado poder acercarme y compartir también ese rato. ¡¡Seis hermanas!! Jaaaaaaaal
Un besoteeee.

Raquel said...

Mita,
ya te están esperando para cuando quieras pasar por allí.

Leo,
hubiera sido bonito, la verdad. Vamos a ver cómo conseguimos reunirnos allí de nuevo.
Seis hermanas, ¿te imaginas? Pobrecito hermano que fue el único y el primero.
Un abrazo grande

only said...

Bienvenida de nuevo, esta vez a tu casa, no?

Te leeré de nuevo con atención; seguro que se te notará algo especial..disfruta!

Un abrazo

Raquel said...

Sí, a casa. Llevo disfrutando desde el momento en que llegué. Siempre es especial el regreso.
Un abrazo grande

geminisdespechada said...

jo, desde tan lejos, qué bonita visita!!! desde luego los chicos no pueden quejarse :)

Raquel said...

Mariano,
acabo de darme cuenta de que no te contesté. Nada, nada, que eres/sois un cielazo.
Besotes

Geminisdespechada,
estos chicos son unos suertudos, ¿no?
Qué rico haber estado ahí el día 14 y qué ganas me pasé.
Un abrazo

banderas said...

Ya vamos quedando menos por pasar un rato con los héroes de La Clandestina... a ver si me busco una oportunidad para ir a Madrid, que ya se me está haciendo tarde.

Una gozada de visita, supongo... y un a sorpresa increíble para Mariano y su troupe ver entrar a cinco hermanas de golpe en su librería y ver que son "las chicas Paraíso" ¡¡casi ná!!

Bicos ;-) y bienvenida a casa de nuevo.

Raquel said...

Banderas,
ya te toca. Tú también vas a disfrutar en encuentro. La visita fue muy bonita y entretenida, aunque se pasó demasiado rápido.
Un besote grande

Clandestino said...

Un abrazo fuerte para las hermanas Paraíso.
Gracias por la visita y por las fotos.

Raquel said...

Gracias Clandes,
Recibido.
Fue un verdadero gustazo.
Besos

geminisdespechada said...

que digo yo que igual mañana tenéis otra visitilla digamos 'sorpresa'. Os aviso por si acaso.. quién está por la mañana?

Raquel said...

Ay ay ay,
cómo me gustaría estar allí pero no puedo. Me quedan dos días en Salamanca y unas cuantas cosas por hacer. Pero eres nuestras mensajera, la que lleva toda la buena onda y la que tiene que encargarse de recordarnos a todos para que de una forma u otra, estemos allí. Por fa.