Wednesday, July 02, 2008

Un cruce entre rutinas

Reconozco este ala del gigantesco aeropuerto de O’hare en Chicago desde donde salen los vuelos de Iberia. Lo bueno de este viaje es que no hay transbordos. Es fácil. Subes aquí, bajas allá, Chicago-Madrid, como si fuera parte de la rutina.
De Madison a Chicago, todo el campo está muy verde. Cuando lo veo así, no puedo dejar de pensar en su invierno blanco y cómo es posible tal cambio y contraste

Todo ha sido un poco exagerado este año, la cantidad de nieve, las lluvias de junio. Wisconsin se ha mantenido más o menos a flote pero muchas partes de Iowa y otras partes del Midwest han sufrido, aunque sin pérdidas humanas, pequeños Katrinas

Esta mañana llueve con fuerza. Humedad y calor típicos de los verano de aquí, el verde con mil matices

Éstos son los colores que me llevo en el bolsillo de los recuerdos. ¿Cómo será en el retorno?

6 comments:

Tawaki said...

Que tengas un buen viaje. Ese ala del aerouerto de Chicago la conozco demasiado bien, porque hace dos años casi me quedo a dormir allí.

Un abrazo.

Irreverens said...

Hoy me quedo con la primera foto.
:)

¡BUEN VIAJE!

Elèna Casero said...

Buen viaje, ¿has llegado a deshacer la maleta?

Yo también me quedo con la primera foto, es impresionante la gama de colores que contiene.

Un beso, Raquel

Raquel said...

Tawaki,
probablemente te tocó esperar en una más de esas interminables demoras de aviones.


Irreverens,
tuve muy bue viaje. Ocho horas después llegué a Madrid y como el avión no venía muy lleno, hasta tuve un poco más de espacio para estirar las piernas.
Besotes

Elèna,
eso fue lo que hice, deshacer la maleta y volverla hacer.
Una gozada estar aquí ya.
Esas espigas flotando... sí, con razón. Hay quien sabe elegir.
Besotes

dintel said...

Me sigo perdiendo dentro de tus fotos... y si sale un río, más... ahí, me pierdo horas..

Raquel said...

La belleza del agua...