Wednesday, July 23, 2008

Entre amigos y puertas

Nada como recibir la visita de amigos y pasar el día juntos. La conversación, el paseo, la comida… Es como si las horas se perdieran en todo eso que nos tenemos que contar o símplemente, vivir. El compartir y el gusto de hacerlo es siempre ese regalo maravilloso y sencillo

Con el calor que hace, no atrevemos a bajar por el pueblo para llegar hasta la iglesia y la ermita un poco más allá. En realidad, creo que íbamos buscando rincones como éste

Son pocos quienes a estas horas se sientan a la puerta pero ahí está la señora Clara que tan bien se conserva para la edad que tiene

Caminamos despacio. Las conversaciones van y vienen. Nos sentimos con tiempo y eso nos deja ser vagabundos de la conversación y sus caprichos. Y entre todo eso, van asomando callejuelas y puertas. No sé por qué la mirada me la roban las viejas,


algunas en uso y otras no. Sí, son puertas desvencijadas y tal vez sin porte. Sin embargo, las mires por donde las mires,


siguen teniendo esa fortaleza de años

y todos los secretos gurdados como tesoros de chiquillos o de guerras, de amor o desamor, quién sabe


Algunas en uso y otras no. Las mires por donde las mires.


Cuando llegamos hasta la ermita

ya el sol nos gana la batalla y regresamos buscando alguna sombra

y el frescor de la casa.

Nada como tener amigos que vienen a verte, pasar el día juntos y poder compartir de muchas maneras. Sencillamente.

14 comments:

Irreverens said...

¡Menudo paseíto acabo de darme por tu pueblo!

La foto de la puerta con las dos cerraduras es genial.
:D

En mi blog he colgado una noticia sobre mí, por si te interesa y por si puedes leerla.
:)

Besotes y a seguir disfrutando de tu gente y tus rincones.

Raquel said...

Irre,
ahora mismo voy a verte.¿¡Cómo no me va a interesar una noticia sobre ti!? Faltaría más.
Gracias preciosidad y un besote para ti también

ISOBEL said...

no tienes que comentar nada tus ojos hablan por ti, besos

Magda said...

Imposible ver esas puertas sin dejar de imaginar sus historias, las manos que las abrieron y cerraron...algunas, para siempre...

Elèna Casero said...

Tú lo has dicho: sencillamente.

Magnífico, Raquel

marta said...

Seguro que a Dintel le encantan! Saludos desde el midwest.

Raquel said...

Isobel,
gracias. Ahora voy a verte. Hoy el satélite me está dando un respiro.
Un besote

Magda,
¿verdad? tantas historias y mundos en ellas...
Besos

Elèna,
aquí estás tú también, caminando en estas espirales.

Marta,
ay! qué lejos y qué cerca del midwest, y cómo necesito estar aquí para poder regresar luego allí.
Un abrazo!

dintel said...

Voy a robar todas las puertas. Recuerdo que cuando estuve en Moveros hice muchísimas fotos de puertas, también. Vete a saber dónde las tengo. Esa memoria mía...

JESUS y ENCARNA said...

magníficas tus puertas, tus textos y... cuidadito con Dintel que igual se las lleva je je....
Petonets
Encarna

Raquel said...

Dintel,
lleva tanto tiempo medio organizar las fotos... Roba, roba y tiro porque me toca.
Besos

Encarna,
sí, sí, ya me estoy dando cuenta.
Petonets!

Only said...

Como siempre, un placer pasear contigo de la mano.
No sé si quedarme con la Sra Clara ( no puedo evitarlo, me encantan las fotos de los "abuelos" de nuestros pueblos), o la del chorretón de agua, ó , o , o o o o ...todas! jeej

Además, se nota perfectamente el sol cegador del verano ...

Un besote, y gracias, como siempre!

Mita said...

gracias por tantos sentimientos con tus fotos, besos

banderas said...

Además de esos viejos portones con toda su fuerza y su carácter me quedo con esa parra para sentarme un rato y sentir el aire cálido de la tarde.

Me apunto a esa sombra con una novela y un vaso de vino tinto para preparar la charla y el paseo al atardecer ¿vale?

Bicos ;-)

Raquel said...

Only,
esos abuelos, ¿verdad? He conocido a la sra Clara desde siempre. Hace unos años estuvo un poco mal y ahora, a sus 90 y unos cuantos, se la ve fenomenal.
Me gustaría fotografiar a mucha más gente pero me da corte. Tú sabes cómo es eso.
Un besote

Mita,
gracias a ti, por estar ahí y sentirlo y dejarte llevar.
Besos

Banderas,
hecho. Añadimos un poco de queso del pueblo con pan recién horneado que compremos en la tahona.
Qué bien.
Besotes