Wednesday, July 09, 2008

Dorado

Empieza a oler a verano, a sol que pica. Aún no han llegado los días en que el asfalto raspa las pieles y todo lo incomoda. Pero empiezan a ser tiempos de salir a caminar al atardecer, cuando al fin el día deja de insistir y se desmadeja etre reflejos

y dorados;

tiempo de paseos junto a campos segados compañeros de las flores que nacen a su paso


Con luna pequeña y creciente, los cáncer están de fiesta. Sale temprano y viste con sencillez las pasiones de ellos: noche y día entremezclados, realidades y sueño, verdades del sentir, del momento, la pasión

Dorado olor del verano y su atardecer,

sus vínculos entre horizontes

y finísimas siluetas

14 comments:

Mita said...

Ay, Raquel...qué colores. Es precioso.

JESUS y ENCARNA said...

PRECIOSAS TUS FOTOS DORADAS...
Besicos
Encarna

Irreverens said...

¿Eres tú cáncer?
:)

No sé qué tienen tus fotos que siempre me parece oler los paisajes...

Besotes

dintel said...

Raquel, ¿este año están mis estimados topillos?

Mariano Zurdo said...

Por los madriles el asfalto ya raspa desde ayer.
Preciosos dorados, desde luego.
Besitos/azos.

ISOBEL said...

hoy, hoy me llevaste al cielo, besitos

Raquel said...

Mita,
creo que ya te toca hacerte un viaje para acá para que puedas sentir muy de cerca esos colores.

Encarna,
¿cómo serían pintadas?

Irreverens,
fue el cumpleaños de mi cuñado, querido y majísimo.
Hueles los paisajes porque estás muy cerca de ellos.
Beso grande

Dintel,
afortunadamente, no hay topillos este año. Fue de lujo la proliferación de topillos el año pasado, ¿no? ¡Cómo te acuerdas!

Mariano,
siempre pienso cómo será en Madrid cuando aquí raspa. Aunque sé que no es cierto, siempre siento que es difícil encontrar refugio y esconderse en sombras.
Besotes

dintel said...

Soy una amante de los roedores. Me daba mucha pena verlos chafados por las carreteras salmantinas. En fin, pobrecitos. Llegué a ver uno vivo. Era monísimo, así, todo cieguecín. ;)

leo said...

¿Me lo parece sólo a mí, o cada vez haces mejores fotos?

Preciosos paisajes, se siente el calor.

Elèna Casero said...

Raquel, yo estoy en la otra esquina del país, pegadita a la humedad del Mediterráneo y te aseguro que huelo el calor de tu tierra y todos los aromas que se desprenden al atardecer.

Será que me gusta mucho tu ciudad, será por eso.

Un beso

banderas said...

Raquel, si puedes mándanos un poco de ese calor, que aquí tenemos nubes y, a estas horas, una niebla de esas que se podrían untar.

Bicos :-)

Magda said...

Tus fotos un poema, imagino tu música será otro....
Seguiré visitando tu arte...
Besos

Raquel said...

Dintel,
no llegué a ver ninguno pero me daba mucha pena escuchar cómo la gente se deshacía de ellos.

Leo,
es porque las miras con demasiados buenos ojos ;-)
Un besote graaande

Elèna,
qué bueno que te guste Salamanca. Eso me gusta mucho a mí también.
Casi puedo sentir la humedad de tu ciudad y tu mar. Igual, rico.
Un abrazo

Banderas,
pobriños... hiebla que hasta se puede untar, ja ja ja. Pero si esas cosas no son de esta época del año. Te envío un poco de calor pero tiene que ser rápido porque parece que van a bajar las temperaturas a marchas forzadas. (Pero si ni siquiera han acabado de subir....!!!!)
Besotes

Magda,
muchas gracias y bienvenida. Ahora voy a verte.
Besos

Irreverens said...

Y ayer cayó un chaparrón bien majo.
Hoy seguimos en tonos grises y llovizna... Sólo te digo que esta semana volvemos a tener una mantita en la cama...

De todos modos a mí no me molesta, ya que me paso el día currando.
:-)

Ah, y sí, parece que el mal tiempo se va a extender por el norte y os llegará también a vosotros.

Besitos