Wednesday, August 08, 2007

Camino a Burgos, nuestra llegada (EVE 1)

Hoy llegamos. Es el inicio de diez días de música con muchos niños y con muy buenos amigos, un mundo particular que se llama Escuela de Verano, nuestra EVE, la que viene desde la escuela de música Sirinx de Salamanca.

Hoy llegamos. Por el camino, los campos segados casi arañan la mirada

Es Castilla y su territorio en los meses de estío


Dejamos desviaciones a Soria, a Palencia. Es Burgos la ciudad que nos espera, la que dicen ser la torre del castillo, tierra del Cid.
Hace frío,

un frío que me deja el corazón tenso

Pero ésta imagen me devuelve la calidez


Hoy llegamos. Es el inicio.

6 comments:

Julia Ardón said...

TE quedo linda la nube que pintaste arriba.
;)

Mariano said...

Que disfrutes de la música, de la enseñanza y de los niños.
Un besazo.

raquel said...

Julia, ¿ya viste que bien pinto?

Mariano, gracias. Estos días van a ser eso, músicas, niños y todas las sorpresas que eso trae.

Un abrazo

leo said...

¿Música? ¿Niños? Esto nos lo tienes que explicar bien, ¿vale? Suena fenomenal.
Un abrazo.

raquel said...

Leo,te explico con todo gusto u poco de todo eso. Hay una escuela de música en Salamanca que se llama Sirinx, una escuela que para mi es muy especial no sólo porque formé parte de sus inicios sino porque sigo formando parte de ella a pesar de que sólo puedo estar físicamente en en ella una o dos veces al año. Hace mucho que comenzamos a hacer un campamento/curso de música en el que pudiéramos vivir la música entre nosotros (músicos profes/amigos) y con los niños en algún lugar bonito, en las montañas a ser posible. Tocar juntos en orquesta, coro y hacer música de cámara, por ejemplo, se fue mezclando con hacer talleres y veladas por la noche que reunían todo lo que en la imaginación pudiera caber: paseos musicales pen los que te paras a escuchar a alguien que toca o canta mientras las estrellas más brillantes y hermosas adornando el cielo, conciertos de música de cámara, circos en los que los niños crean sus propias actuaciones, ratos de sentarse a hablar de todo y nada... En fin. Estaría horas hablándote de todo esto.
Después de más de 20 años seguimos haciéndolo con muchísima ilusión, el equipo de profes es increíble (por los variedad de talentos y la generosidad de la entrega) y el proyecto sigue teniendo mucha fuerza. Los últimos seis años o así lo ha estado patrocinando La Junta de Castilla y León (por eso este año estamos en Burgos y no en Llano Alto, un albergue muy cerca de Béjar, al sur de Salamanca). Los niños vienen de Castilla y León y entre ellos se han creado amistades que les han acompañado durante muchos años.
No sé si me estoy explicando mucho. Estoy tan implicada en esto que no soy para nada objetiva porque para todos los que la hacemos es una parte importante de nuestras vidas, diez o doce días al año que no los cambiaríamos por nada, a pesar del cansancio y la locura de estar todo el día dando clase, tocando, haciendo de psicólogo, de monitor, de...
Este rato de revisar mensajes es un lujo (que disfruto mucho, la verdad). Os voy a aburrir estos días con historias de EVE.
Un abrazo grande

leo said...

Te has explicado muy bien, Raquel, muchas gracias. Además, con el post de hoy lo has complementado a la perfección. Tiene un pinta buenísima.
Te deseo que lo disfrutes mucho y que nos lo sigas transmitiendo.
Un abrazo.