Saturday, August 11, 2007

Continuidad y comienzo (EVE 4)

Hace cinco años que conocí a esta niña. Recuerdo muy bien sus ojos negros y grandes enmarcados en una carita como de muñeca, piel de caricia. Más que nada fue la mirada de dulzura y fuerza, esa combinación única que parece que deja crecer por dentro con seguridad pero también con ternura, mirada sabia

Hace cinco años construyó su primer siku. Recuerdo también la facilidad con la que encontró el sonido de esos tubos que conforman tan sencillo instrumento. Algo profundo e inesperado en esa sencillez.

La quisimos desde el principio. Pronto empezó a formar parte de un grupo de niños que como ella, vinieron a la escuela de verano durante varios años seguidos, niños de diferentes provincias de Castilla y León que sólo se veían aquí en la EVE, la gran amiga a quien esperaban con ansiedad y desde donde construían amistades y tal vez sueños. Muchos de ellos han ido creciendo, algunos ya están en los últimos años de carrera en diferentes conservatorios de España o de Europa. Nos cuentan que aún siguen pensando en la EVE y en los rincones donde tantas historias pasaron, historias de músicas, encuentros, crecer juntos, ser personajes de esas historias que de vivirlas con tanta intensidad las otras realidades llegaban a confundirse un poco.

Esta otra niña vino el año pasado por primera vez como alumna. Al lado de su hermana mayor, ella ya había vivido desde muy pequeña esas historias y cuentos, capas de director de orquesta con chistera y sonrisa. Ahora es ella protagonista. Ayer terminó de construir sus sikus y hoy toca melodías que ya conoce desde hace mucho. Ella es hoy y mañana, al igual que los otros han sido ayer y hoy. Un gato sabio observa la travesía

y con cara de misi misi se roba todas las miradas y colecciona el recuerdo de todas las travesías.

4 comments:

Mariano said...

Supongo que verles crecer a ellos y a su amistad es un regalo extra.
Besitos/azos.

raquel said...

Sí, un regalo extra y especial. Llega un momento en que las edades se empiezan a difuminar y empiezas a trabajar con ellos como compañeros y colegas. De hecho, algún que otro profe o colaborador, fueron en su momento alumnos en la EVE. Mariano

ferbr1 said...

Precioso el post. Llegué a este blog buscando alguna imagen para ilustrar un post, y me parece que suscribiré su RSS. ¡Saludos!

Raquel said...

ferbr1,
me alegro de que te guste. Bienvenido.