Tuesday, August 28, 2007

Cosas de la vecindad

Apenas si veo a los vecinos. Siempre es así en esta ciudad en la que pareciera que cada uno tiene horarios y destinos tan distintos que nunca parecen coincidir. A veces veo a la vecina de atrás trabajando en su jardín. Sé que los demás están ahí porque las luces están dadas, las puertas de los garajes abiertas y los coches ahí, por supuesto. A nos ser que vivas en el centro, ciudades como Madison están pensadas para moverse en coche. El autobús es puntual pero las líneas van desde y hacia el centro. Si quieres ir de oeste a sur, has de pasar primero por el centro. Se tarda demasiado. Eso sí, Madison también está pensada para bicicletas. Esa es la solución. Mi amiga me ha esperado paciente todo el verano y hoy por fin podemos salir juntas. Antes de salir, un paseo por el vecindario para buscar tesoros. Hoy encontramos
el árbol tan fuerte y tan humano que tanto me gusta y que casi se viste de verde su tronco con tanta lluvia,

un saludo,

atisbos de un vuelo,

personajes dispuestos a escaparse a otro reino

o a pasar desapercibidos,

y ganas de ayudar e inventar


Mañana más. Aunque no haya muchos tesoros en la vecindad, hay que seguir buscándolos.

3 comments:

leo said...

Cuántas cosas se encuentran cuando nos fijamos de verdad en lo que nos rodea...
Como siempre, precioso.
Un abrazo.

banderas said...

Pues sí, precioso y agradable paseo en la bicicleta... un lujo que en mi ciudad es prácticamente imposible (por el tráfico pero, además, por las inmensas y terribles cuestas).

Hablando de vecindad y de cosas bonitas. Te invito a que te des un garbeo por el blog de mi amiga Ester (Viguetana en la blogosfera) para ver y oir un video que creo que te va a gustar... o eso creo.

Cópiate ésto de debajo y verás:

http://viguetans.blogspot.com/2007/08/presente-de-un-pasado-con-mucho-futuro.html

banderas said...

... o sinó, con ésto te llega:

http://viguetans.blogspot.com/