Friday, August 24, 2007

Discos duros y memorias


Se nos suele olvidar que los discos duros también se agotan. Ayer le tocó al de mi ordenador. El aviso comenzó anteayer con una especie de tos y ronquido extraño, y con un no menos extraño color psicodélico que apareció en un cuadrado que usurpó el lugar donde con toda nitidez suele aparecer la manzana mordida. Ayer por la mañana fue el aviso definitivo y con toda claridad, me dijo que le quedaban pocas gotas de vida, que era mejor que hiciera copias de seguridad de todo lo que necesitara si no quería arriesgarme a perderlo. Efectivamente, el aviso fue grave, serio y seguro. El disco duro murió ayer por la mañana. Pero estoy muy agradecida porque ha sido muy buen compañero, no me ha dado mayores problemas y se ha portado estupendamente durante estos cuatro años. Además, hasta ha tenido la amabilidad de despedirse.

Ha debido ser el momento. Skinny Semkita quería comenzar un curso vestida con traje nuevo (sí, mi ordenador tiene nombre y es ella y no él). Hoy compro ese traje nuevo y tal vez mañana pueda lucirlo a todo color. Mientras, con traje prestado, buceo como las ardillas, siempre un poco desmemoriadas y dando mil vueltas buscando la comida que nunca recuerdan donde la enterraron

4 comments:

Sir John More said...

Mi próximo ordenador será Macintosh, sin duda. Así fue también el primero (no cuento un Amstrad que era sólo algo parecido a un ordenador). Me compré hace poco un portátil, y tengo todos los días pesadillas con el Windows Vista... Con el Mac, posiblemente querré a mi ordenador tanto como tú al tuyo... :-) Besos.

raquel said...

Muy bien dicho. Siento lo de Windows Vista pero me alegro de que luego vayas a poder darte el gusto de elegri lo mejor ;-)

banderas said...

Yo, como casi toda España, a base de Windows (por suerte uso el XP... en casa, en el trabajo hasta ahora el 98... y en el próximo "bicho" que me instalen ya veremos).

¿Te das cuenta del paralelismo entre las desmemoriadas ardillas y tu Skinny Semkita sin su memoria? No sé cómo lo haces, pero sueles hacer unas entradas redondas. Bicos.

raquel said...

A media tarde había hecho esa foto de la ardilla despidasta que salía de su escondite entre rato y rato de lluvia. Cuando confirmé que el disco duro había falleció definitivamente, pensé en en si tenía todo guardado en otro sitio -la comida en su escondite, vaya- y en la memoria desmemoriada. Uní cabos.

Mac no puede hacer arcos iris preciosos pero está empezando a pensar la manera :=)