Tuesday, January 09, 2007

Barrio copto y mercado Khan Al-Khalili

Una última mirada a esta ciudad de El Cairo que a medida que la recorres, más llena es, repleta, mezclada, fascinante en sus contornos, la grandeza y la pobreza, la elegancia de los minaretes junto al descuido de otros edificios, la fertilidad del Nilo en su corriente y su orilla, el desierto en todo lo que queda fuera de su curso. Hoy caminamos por el barrio copto

y visitamos alguna de las muchas iglesias

que aún sirven para el culto cristiano, visitamos la primera sinagoga judía, el cementerio ortodoxo. Aprendemos a decir “buen provecho” en árabe para decírselo a quienes toman “la once” a las once de la mañana, escuchamos la llamada al rezo de las diez, de las doce, respetas a quienes hacen una pausa y rezan a su Dios

Pasado y presente en un puente inalcanzable, riquísimo. Fusión y convivencia de culturas, religiones. Un presente que también se crea en una convivencia y tolerancia de las que el egipcio se siente orgulloso. Junto al mercado, el supermercado, junto al coche, el burro de carga, junto al café un poco más elegante, el otro donde jugar backgammon o dominó

Hoy caminamos también por el mercado de Khan Al-Khalili, un bazar laberíntico, amasijo de tiendecitas donde encuentras de todo, donde el regateo es centro y señor, los vendedores ofreciendo sus productos, invitándote para que entres en su tienda, en inglés, italiano, español. Zapatillas, joyas, trajes para belly dancing, especias, pañuelos y telas, objetos de cobre. La variedad es interminable, también los olores

Y para terminar, un té en el café El Fishawi, donde turistas y gente del lugar toman té y fuman sheesha, donde pagas 5 libras egipcias (1 dólar) por tu té y el entretenimiento está incluido viendo pasar a los vendedores ambulantes que pasan y te ofrecen de todo, o a los que como nosotros, también visten de turistas por el lugar

3 comments:

sw said...

hoy veo tus fotos, definitivamente, la envidia me está matando

afortunada viajera, un abrazo

raquel said...

El viaje compartido es el que tiene mas sentido. Que bueno que poderte llevar de la mano. Un abrazo tambien para ti

Anonymous said...

Hola!
Pensé que estaríais desaparecidos hasta la vuelta, y de repente me encuentro la crónica del viaje en el blog.

Disfrutad del viaje. Las fotos, Raquel, serán geniales, como siempre, pero de momento con las explicaciones de la cronista veo los colores, huelo los olores -y me imagino los platos de comida :-) -

Disfrutad, un abrazo desde otro rincón del mundo, menos vital y bullicioso -al menos en esta época- que ese en el que os encontráis ahora.

Besos
JF