Saturday, January 13, 2007

Navegando desde Edfu a Aswan con escala en Kom Ombo

Hemos navegado durante la noche. Despertamos en Edfu, con horario alemán para no olvidarse de que es bueno madrugar. Son las ocho de la mañana cuando desembarcamos para visitar el templo de Edfu, fantástico

Templo del periodo greco-romano, dedicado al dios Horus, el templo de la venganza. Lo mejor, el templo, lo peor, el turismo masivo, grupos y grupos, imposible un momento a solas en una esquina, en un rincón. Muchos alemanes, algunos japoneses, pocos americanos, algún francés, brasileño o belga, y nosotros

Pero sí algun respiro para admirar columnas e inscripciones

o esa primera fachada con la imagen de Ptolomeo en ella

Camino al barco, el pueblo de Edfu vive sus rutinas, sus haceres

Luego nos alejamos. Vamos navegando a Kom Ombo

Hoy el Nilo nos regala su paisaje de día, constante, imparable, único. Calma. Maravilloso dejarse llevar, deslizarse. Es mi primer crucero. La idea es más romántica que práctica, excelente para descansar, dejar que te mimen un poco más. Es otro mundo, no hay ciudad, ni pueblo, ni ruido, ni mercados, ni... pero miras al río, lo admiras. Esa otra forma de vivir, de hacer

Después de ese viaje de río, de una comida exquisita con algunas de las delicadezas qu más estamos disfrutando de la comida egipcia llegamos a Kom Ombo para visitar el templo. Tenemos suerte y podemos ver este templo al atardecer. Lo vemos en ese fragmento de tiempo donde la luz lo embellece mientras la tarde avanza. El templo, también magnífico. Dedicado a dos dioses y no solo a uno, templo donde aparece el primer calendario greco-romano, las primeras herramientas de los doctores, piedras de sacrificio, momias de cocodrilos

Nos despedimos. El sol se nos va. El barco sigue camino a Aswan

2 comments:

julia said...

Un crucero por el Nilo?!!!!!!!

Ahhhhhhhhhhhhhhhh


Un abrazo desde Costa Rica.

raquel said...

Sí, ahora que el crucero ya ha terminado, no puedo sino decir lo mismo, Ahhhhhhhh

Gracias Julia.