Sunday, January 21, 2007

Nieve

El día despierta en silencio, envuelto en su capa blanca y suave, etéreo casi. Vestido de nieve. Tal sencillez y abandono

Hay un tranquilo reposo, cierta levedad. Silencio.
La calle ya ha sido perturbada. Alguien la despertó para abrirse paso.

Las ramas de los árboles cargan con su peso, la mantienen en alto. No se quejan. Por ahora.

Y al atardecer, el sol asoma, tímido, vestido de dorado, pidiendo la mano de la reina blanca


3 comments:

Tawaki said...

La última foto de esta entrada debería estar en un museo. En serio. ¿Qué equilibrio en las luces!

Tawaki said...

La última foto de esta entrada debería estar en un museo. En serio. ¿Qué equilibrio en las luces!

Raquel said...

Tawaki, es bonito sentir y saber lo que otros ven, bonito compartir esto contigo.
Un abrazo