Wednesday, May 02, 2007

Un azar de pasajeros en el camino

Hay viajes que son para recordar siempre, viajes que disfrutas mientras los anticipas, cuando los vives y después de que pasan. Muchos recuerdos hermosos y mil rincones de cariño y calidez que se te quedan por dentro. Hoy camino entre esos rincones y siento su fuerza.
No sé por qué ahora, antes de que termine el día, elijo algunas fotos de desconocidos, de personas con las que estos días me he cruzado por el camino. Mientras las miro me pregunto si un viaje así, entre familia y amigos cercanos, hubiera sido tan disfrutado y querido si hubiera sido en cualquier otra parte, o si fue el lugar lo que construyó sus coordenadas. Me pregunto también qué azar quiso que fueran estas personas y no otras las que la cámara recogió en su memoria

Y mientras me pregunto si todos estos personajes podrían pertenecer a otros lugares del mundo, recuerdo los versos de Lola Rodríguez de Tió que dicen "Cuba y Puerto Rico son / de una pájaro las dos alas" y me digo que tal vez podrían haberse escrito para España y Portugal. ¿Será cierto? Dejo la pregunta en el aire.

4 comments:

Javier Menéndez Llamazares said...

Raquel, lo más curioso de Portugal siempre me han parecido los viandantes: sin prisa, a cualquier hora parados como si estuvieran detenidos en el tiempo, inmóviles en plena calle. Como si cada uno portara su propia saudade y no les dejara llegar a ninguna parte.
Qué envidia de viaje, Lisboa...

raquel said...

Qué curioso que hagas ese comentario, es verdad. ¿Será eso lo que le de a Portugal ese aire que te envuelve y te calma?, cierta dulzura. Con todas las personas con las que hablé, siempre una sonrisa por medio. Creo que también es el encanto de la lengua, su suavidad, el que lleve en sí un aire nostálgico, ¿no te parece?

(En cuanto pueda subo más fotos de los dos días de viaje que aún faltan.)

Javier Menéndez Llamazares said...

Decía García Márquez en sus crónicas periodísticas de los años 50 que los portugueses hablan español con la boca cerrada. A mí me resulta más musical el portugués de Brasil, con el peninsular me pierdo en sus nasalizaciones y fonemas imposibles. Aún así, es una lengua preciosa; yo creo que a todos los que hablamos castellano, el gallego/portugués nos parece siempre lírico; piensa si no en Alfonso X, que lo escogió como lengua literaria; por algo sería, ¿no?
Un saludo, Raquel. Cada vez me gusta más tu blog. A ver si pones algo de tu música, que siento mucha curiosidad.

raquel said...

Yo también entiendo más el portugués de Brasil. Y adoro cuando los portugueses hablan castellano, sus eses, sus vocales cambiantes, las palabras tiernas que se escuchan maravillosas en la traducción.

Gracias por el comentario sobre mi blog. Me da mucho gusto tu gusto. Yo te estoy empezando a leer y estoy esperando tener un respiro para leerte con más calma.

(Subí las fotos de Sintra -hechas con una cámara con baterías cargadas-)